20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 15 de febrero de 2009

    Málaga.- Miles de personas piden a Chaves y Zapatero medidas eficaces para generar empleo y frenar el paro

    Arenas afirma que de la crisis se sale "con austeridad" y no con "mentiras" y que "no acepta ni una lección de ética del PSOE" Arropado por alcaldes y concejales del PP de Andalucía exige al presidente de la Junta "un cambio de rumbo"

    MÁLAGA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Unas 50.000 personas, según la organización, y 13.000, según la Subdelegación del Gobierno, acudieron hoy en Málaga a la manifestación organizada por el PP a favor del empleo, y solicitaron, a través de cánticos y pancartas, que los presidentes de los ejecutivos central y andaluz, José Luis Rodríguez Zapatero y Manuel Chaves, respectivamente, pongan en marcha medidas eficaces para generar empleo y frenar el paro actual.

    Con proclamas de 'Chaves no, Arenas sí', inició su intervención el presidente del PP-A, Javier Arenas, quien envió un fuerte abrazo y mostró su pesar por el "sufrimiento" y los momentos de "angustia y dolor" que está viviendo la familia de la joven sevillana Marta del Castillo.

    La concentración, que se extendió por la plaza de la Constitución de la capital malagueña, calle Larios y otras vías aledañas, comenzó alrededor de las 11.30 horas y se prolongó hasta poco antes de las 13.00 horas. En ella, personas procedentes de toda Andalucía con banderas de la región y de España lanzaron cánticos contra Chaves y Zapatero, a los que acusaron de "embusteros".

    'Trabajo sí, paro no', 'Zapatero mintió, miente y mentirá', 'El tío de la ceja engaña hasta a la vieja', 'Chaves al paro, dimisión ya', 'Chaves, Zapatero, os he votado y en el paro me he quedado', '400 euros, un voto' fueron algunas de las pancartas que pudieron verse en el centro histórico de Málaga.

    Arenas destacó que el acto de hoy corrobora que la calle "no es del PSOE, no es de izquierdas, sino de todos los andaluces", y aseguró que los populares no aceptan "la superioridad moral ni una lección de ética del PSOE porque éste es un partido de gente decente y honrada".

    El presidente popular, que fue interrumpido en varias ocasiones con cánticos a su favor, afirmó que hoy estaban en las calles de Málaga "la Andalucía real, la que aspira a un empleo digno, la que se preocupa porque el día de mañana nuestro hijos y nietos tengan oportunidades".

    A juicio de Arenas, la Andalucía representada hoy en Málaga no tiene "nada que ver con la Andalucía oficial, que todos los días habla de las guerras del pasado". "A pocos metros de aquí está la oficial, la del pasado, la que ha conseguido que teniendo hace 25 años 500.000 parados en Andalucía hoy tengamos cerca del millón", sentenció.

    'Andalucía por el empleo', bajo ese lema se congregaron los populares en un acto que, según Arenas, tenía 850.300 motivos para celebrarse. "Los parados no son cifras ni estadísticas, tienen cara y ojos, son personas", declaró Arenas, y agregó que no se podía olvidar de "los 300.000 andaluces que no tienen prestación por desempleo y de los 250.000 hogares que tienen a miembros de su familia en el paro".

    AUSTERIDAD

    Por ello, reclamó "un cambio rotundo" en las políticas económicas y sociales de la Comunidad Autónoma porque, según dijo, "sólo han traído despilfarro y paro y en muchos casos corrupción". "Exijo un cambio de rumbo, un pacto andaluz por el empleo", sentenció.

    El máximo dirigente de los populares andaluces se mostró "optimista" con el futuro de Andalucía y aseguró que "nadie" les va a callar. "No hemos venido a Málaga para insultar", apostilló, al tiempo que exclamó: "Basta ya de tanto paro y de tanta mentira".

    Con cánticos de 'Zapatero, embustero' y 'Chaves, dimisión' prosiguió su alocución y aseguró que de la crisis económica actual "no se sale mintiendo sino con austeridad, con reformas y bajando los impuestos". "¿Sabéis por qué lo sabemos?, porque es lo que hicimos en 1996 con los gobiernos de José María Aznar, que han sido los mejores de la historia de la democracia y estamos orgullosos de ello", proclamó.

    Manifestó que las políticas socialistas "han fracasado" y se comprometió a "arrimar el hombro". "Vamos a tirar del carro y vamos a sacar a Andalucía de la crisis porque vamos a ser el próximo gobierno de la Junta de Andalucía con vuestro apoyo, lo vamos a ser seguro", enfatizó.

    Apremió al Gobierno andaluz a elaborar un plan "inmediato" para las familias andaluzas que no tienen empleo, y denunció que, actualmente, la Junta de Andalucía "es una administración del PSOE, cuando debe estar al servicio de todos los andaluces". "El compromiso del PP no es con los bancos, sino con las familias, las pequeñas y medianas empresas y con los autónomos de Andalucía", aseveró el también vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP.

    Arenas precisó que le preocupa el sistema educativo porque, a su juicio, "condena al paro a nuestros hijos". "Hacen falta valores en las escuelas, respetar que los padres elijan y que algunos renuncien a que en las escuelas se enseñe su credo político, ni el del PSOE ni el del PP", espetó el dirigente del PP, e instó a enseñar más matemáticas, lenguaje, nuevas tecnologías e inglés.

    Para Arenas, el PP es "el partido del empleo, el que cree profundamente en la libertad", y solicitó a todos los presentes a mantener la movilización de hoy "todos los días, pueblo a pueblo, casa a casa, persona a persona, puerta a puerta". Una manifestación diaria, continuó, "que obligue a Chaves a dejar la soberbia y a firmar un gran pacto andaluz por el empleo".

    INTERVENCIONES

    El portavoz de Cultura del PP-A, Antonio Garrido, fue el encargado de conducir el acto y presentar a los alcaldes de las capitales de provincia gobernadas por los populares y de algunos municipios como Marbella, Lepe o Roquetas de Mar, así como los presidentes del PP de la región, la diputada nacional Celia Villalobos, parlamentarios económicos o el portavoz del PP de Economía, Cristóbal Montoro.

    Así, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, criticó que se les haya llamado "pancarteros" cuando "tenemos derecho a estar en la calle", y aseguró que los socialistas "no se han atrevido a venir a Málaga", en referencia a que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no haya acudido finalmente a un acto de su partido en Málaga tal y como estaba previsto. "No han podido con nosotros y no podrán con nosotros", dijo.

    Todos ellos reclamaron solidez, competitividad, el fin de la temporalidad laboral, más liquidez para las pymes, el cumplimiento de la reserva legal para personas con discapacidad y más empleo de calidad para los jóvenes.