2 de junio de 2020
23 de enero de 2008

Málaga.- Oña critica que hay más de 1.500 personas mayores de 65 años en lista de espera para entrar en una residencia

Califica la política de tercera edad del PSOE de "sumamente engañosa, interesada y limosnera"

MÁLAGA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en el Parlamento andaluz, Esperanza Oña, criticó hoy la política de tercera edad que está llevando a cabo el Gobierno de la Junta de Andalucía. Así, afirmó que hay actualmente en la provincia malagueña un total de 1.504 personas mayores de 65 años que están en lista de espera para entrar en una residencia, ya sea pública o privada, habiendo un total de 1.082 plazas en las 19 instalaciones residenciales que hay. Oña afirmó que en Andalucía había a febrero de 2007 un total de 8.425 personas mayores esperando su plaza.

Concretó que en la Comunidad hay 265 residencias, siendo la provincia con mayor número de éstas Sevilla, con 63; seguida de Córdoba, con 46, y Cádiz, con 31. "Málaga es la última. Me gustaría saber cuál es el criterio del Gobierno andaluz para aplicar estas políticas", precisó.

En cuanto a plazas que suponen dichas instalaciones, en Andalucía hay 11.558, ocupando Málaga el penúltimo lugar. "Hay más de 1.500 personas en espera, es decir, hay más gente esperando una residencia que plazas en la provincia. Yo no veo la sociedad progresista e idílica que nos dibujan desde el PSOE", concretó, al tiempo que informó de que hay en Sevilla un total de 2.358 plazas, en Cádiz 1.720 y en Jaén 1.528.

La portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía afirmó que hay en la provincia 212.678 personas mayores de 65 años que tienen derecho a residencia. "La cobertura en Málaga es de 0,52 por ciento y en Andalucía es del 0,98 por ciento. Yo no me conformo con estos datos y no sé por qué la sociedad malagueña se conforma, tenemos que ser más reivindicativos y exigentes y castigar o premiar si se cumplen o no las promesas", agregó.

"La confianza se presta cada día y no se puede dar para siempre. Estos datos reflejan un gran fracaso y una gran indiferencia por el colectivo de la tercera edad. Nos venden una Ley de Dependencia que no se está aplicando y que dice que estas personas van a ingresar. ¿Dónde? No hay residencias", concretó en rueda de prensa.

"POLÍTICA ENGAÑOSA".

Oña afirmó que la política del PSOE con relación a este asunto es "sumamente engañosa, interesada y limosnera". "Ha tratado al colectivo como si fuera objeto de una concesión graciable, como si no tuviera derechos y como si el Gobierno fuera benévolo y complaciente y le concediese ciertos privilegios. Estamos en una sociedad de derechos y obligaciones y los gobiernos tienen obligaciones y los ciudadanos derechos una vez que se establece el contrato electoral en el sentido de que se vota un determinado programa", explicó.

"Ha sido engañosa porque las promesas se han incumplido, interesada porque se ha aprovechado de un colectivo sensible para utilizar sus necesidades como arma electoral a beneficio del PSOE y limosnera porque le han hecho creer que Andalucía está al máximo también para ellos y les ha introducido muchas veces en el cuerpo miedo a que iban a perder los privilegios si se votase al PP", criticó.

Afirmó que "todos recordamos las campañas masivas que nos intoxicaban con las pérdidas de pensiones si llegaba el PP al Gobierno". "Esta es la conducta del PSOE en materia de tercera edad y con Málaga ha sido discriminatoria si hablamos, al menos, de esta última legislatura", precisó.

Además, concretó que la del PSOE es una política "insolidaria, ineficaz e insuficiente". "Éste es el resumen: después de 26 años de oportunidades del PSOE estamos todavía en unos niveles incipientes, como si hubiesen llegado hace dos años", subrayó.

OTROS DATOS.

En relación a centros de día en la provincia, tanto públicos como privados y en esta última legislatura, Oña afirmó que en Málaga hay 14, en Sevilla 31, en Córdoba 27 y en Cádiz un total de 23. "Málaga ocupa el penúltimo lugar", matizó.

Con respecto a unidades de estancia diurna, afirmó que la provincia, de las 214 que hay a nivel andaluz, tiene 17. Sevilla es la que más tiene con 46, seguida de Granada con 38 y Jaén con 29. En cuanto a plazas en estas unidades, en Málaga hay 352 de las 4.094 andaluzas, siendo la penúltima.

La cobertura en este sentido en la provincia es del 0,16 por ciento, siendo en Almería del 0,64, en Sevilla del 0,43 y en Granada del 0,42, según Oña, que concretó que sus datos son los de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta.

"El programa de hace cuatro años del PSOE no tiene desperdicio: hablaban de aumento de plazas residenciales y aquí tenemos los datos, y que se crearían equipos geriátricos especializados en los hospitales del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Andalucía y el País Vasco son las comunidades que no tiene la geriatría reconocida como una especialidad, por lo que la promesa no se cumple", agregó.

Asimismo, informó de que más del 35 por ciento de los ingresos hospitalarios y del 40 por ciento de las entradas en urgencias son de personas de más de 70 años en Andalucía. "Me gustaría recordar que el Estatuto de Autonomía recoge claramente que la asistencia geriátrica especializada es un derecho del pueblo andaluz y, en este sentido, el incumplimiento no puede ser mayor", concretó.

PROPUESTAS RECHAZADAS.

La portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía enumeró una serie de propuestas que fueron rechazadas por el PSOE como contratar geriatras para hospitales públicos, algo propuesto por los populares en abril de 2006.

"Pedimos un aumento del número de plazas en centros de día, en unidades de estancia diurna y en unidades de respiro y nos han votado que no porque, según ellos, era innecesario. Hemos pedido que se haga un mapa asistencial para la tercera edad para optimizar los recursos en el sentido de distribuir bien los servicios y que se crearan plazas para enfermos de alzehimer porque no hay ni una sola en Andalucía", subrayó.

Oña, además, informó de que también solicitaron que se ampliasen las ayudas para adaptar las viviendas de las personas mayores, un plan de choque para listas de espera y un programa de cheques para residencias privadas no concertadas, "ya que el fracaso no lo tiene que pagar el ciudadano", matizó.

Finalmente, indicó que la política de tercera edad del PSOE "es darse contra un muro de hormigón porque no hay respuesta". "Ya está bien de engaños, de utilización de un colectivo que necesita una política seria, que está en un momento de su vida en que son más dependientes", sentenció.