21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Málaga.- El PP critica al alcalde de Sierra de Yeguas por "tratar de desviar la atención" al acusar a Ramírez

    MÁLAGA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PP malagueño, Elías Bendodo, criticó al alcalde de Sierra de Yeguas (Málaga), Rafael Sánchez Lavado, expulsado del partido, por "tratar de desviar la atención ante unos hechos tan graves" como una presunta violación a su compañera de partido y primera teniente de alcalde, Josefa Torres, después de que en una carta abierta dirigida al presidente provincial de los populares, Joaquín Ramírez, el regidor afirmara que la denuncia se debía a "un montaje" y le acusara de participar en él.

    Bendodo, quien dejó claro que Sánchez Lavado "ya no es un miembro del PP, ya no es alcalde del Partido Popular, ya que, salvo pequeños detalles, el expediente de expulsión está prácticamente cerrado", señaló que "no es de recibo ni digno que intente desviar la atención hacia el presidente provincial del partido".

    "Estamos ante la denuncia de unos hechos muy graves y Rafael Sánchez quiere presentarlo como un problema político entre dos personas, algo que no es de recibo", manifestó a Europa Press el secretario general de los populares malagueños.

    De igual modo se pronunció la diputada provincial y secretaria de Política Municipal del PP de Málaga, Leonor García-Agua, quien dijo que "está muy claro que el alcalde quiere desviar la atención", al tiempo que defendió que "el partido ha mirado, como siempre, más a la persona que a las siglas políticas".

    MOMENTO MUY DIFÍCIL

    Tal y como declaró, "no podíamos mirar para otro lado, sino que había que tomar resoluciones rápidas". Asimismo, añadió que la edil Josefa Torres, que denunció al regidor por los supuestos delitos de acoso sexual, laboral, intento de violación, violación consumada, coacciones, amenazas y vejaciones, está pasando un momento "muy difícil", pero tiene el "apoyo" de su familia y del partido.

    "Le ha costado mucho denunciar porque no es fácil, pero ha demostrado ser valiente para sobre todo proteger su dignidad como mujer y como persona", expuso la secretaria de Política Municipal del PP de Málaga.

    En la citada carta, Sánchez Lavado calificó de "mentira" los hechos por los que ha sido denunciado e indicó que "si Ramírez pide mi dimisión no es porque me considere culpable, sino porque quiere quitarme de en medio, puesto que no me he plegado jamás a sus intereses personales dentro de la política".

    Afirmó tener "claro", si dejara la Alcaldía, "quién sería la persona que tiene previsto que sea la alcaldesa". De hecho, insistió en la posibilidad de que "la terrible denuncia ha podido estar influenciada por acuerdos previos privados con alguien que me dijo a la cara que iba a acabar conmigo porque quería quitarme el puesto".

    Sánchez Lavado opinó que "el montaje se le ha ido de las manos a alguien y usted como máximo responsable político provincial ha colaborado a que sea posible tanta injusticia y escarnio público", al tiempo que le advirtió de que "no va a darme a estas alturas lecciones de moralidad ni va a acusarme de nada que no sea verdad".

    Según el regidor, "si fuera un rival político, no le contestaría porque no merece la pena, pero resulta que usted utiliza al Partido Popular arrogándose el derecho de ser juez y parte, lo que le corresponde para controlar su cortijo particular, en el cual parece vivir bien y desenvolverse como nadie".

    Tras la denuncia presentada el jueves por Torres en los juzgados de Antequera (Málaga), Sánchez Lavado interpuso otra al día siguiente ante la Guardia Civil del municipio antequerano contra la primera teniente de alcalde, la hermana de ésta, M.C.T., y su cuñado, J.F.M.