26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 23 de agosto de 2008

    Málaga.- La Protectora de Animales critica que el Ayuntamiento permita las atracciones con ponis en el Real de la Feria

    MÁLAGA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga criticó que las administraciones, en especial referencia al Ayuntamiento de la capital malagueña, que estos días celebra la Feria de Agosto, permitan atracciones en las que los ponis están dando vueltas continuamente paseando a niños, lo que calificó de "antinatural".

    En este sentido, el presidente de la Protectora, José Carlos Cabra, indicó que durante los últimos días ha recibido en torno a una docena de llamadas de personas denunciando la existencia de este tipo de atracciones en el Real de Cortijo de Torres --al menos tres, con una media de 10 ponis cada una--.

    "Hay gente a la que le indigna ver a los ponis dando vueltas hora tras hora, pero el problema es que hay una gran mayoría a la que le da igual; no percibe el problema, sólo piensa en que el niño se lo pase bien y no ve el sufrimiento del animal", lamentó Cabra.

    Aunque precisó a Europa Press de que ninguna de las personas que se puso en contacto con la Protectora les alertó de que los animales, al menos aparentemente, estuvieran en mal estado, dejó claro que "el simple hecho de estar dando vueltas mientras los niños les dan patadas en el costado hace que sus vidas no tengan mucho sentido".

    LEY

    Tal y como expuso, al respecto, la Ley de Protección de los Animales de Andalucía "establece que no se les puede dar un trato antinatural, y lo cierto es que colocar a un poni dos hierros al lado de la cabeza para que esté dando vueltas desde por la tarde hasta la madrugada y durante el día mantenerlo encerrado en un camión, no es muy natural".

    El representante de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas hizo hincapié en que, aunque ya hay algunos ayuntamientos que prohíben expresamente este tipo de atracciones, "todavía existe un vacío y las autoridades no se deciden a no permitirlas".