12 de noviembre de 2019
9 de julio de 2008

Málaga.- De la Torre insta a la Junta a que, tras la aprobación provisional del PGOU, lo tramite "con rapidez"

MÁLAGA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, afirmó hoy que el objetivo del Ayuntamiento es que la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se apruebe "cuanto antes", por lo que instó a la Junta a que, tras la aprobación provisional por parte del Pleno, que tendrá lugar en agosto, "la tramite con rapidez y cumpla con la responsabilidad que le corresponde".

De la Torre dejó claro que si el Gobierno autonómico "no tiene hecho el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM), no es nuestra cuestión", y, de hecho, demandó a la Administración autonómica que sea "más ágil en la elaboración de este planeamiento".

Precisamente, advirtió, en rueda de prensa, de que, pese a no estar terminado, el Ayuntamiento de Málaga "ha intentado adaptarse al POT, de modo que haya una coincidencia entre él y el PGOU". Así, espera que "salga aprobado en su práctica totalidad por el bien de la ciudad y del área metropolitana".

El regidor del PP informó de que el pleno extraordinario para la aprobación provisional del PGOU tendrá lugar "el 14 de agosto, en torno a esa fecha, por cuestión de agenda de los concejales", tras lo que se remitirá a la Junta para su aprobación definitiva.

Restó importancia al hecho de que la aprobación provisional del Plan General tenga lugar en agosto porque, según defendió, "significa que, en definitiva, el equipo está trabajando hasta el último día antes de las vacaciones".

CAMPAMENTO BENÍTEZ.

Por otra parte, insistió en que la decisión municipal de retomar la vía judicial para lograr la reversión de la parcela del antiguo campamento Benítez, donde el Ministerio de Fomento prevé el Museo del Transporte y un gran parque, "no es incompatible" con el proyecto defendido por el departamento de Magdalena Álvarez.

"En absoluto vamos a distorsionar ese proyecto", afirmó De la Torre, quien, para este espacio de la ciudad, apostó por un parque de la naturaleza con actividades marinas y un hotel balneario, además de espacios libres.

El primer edil malagueño hizo hincapié en que la "obligación" del Ayuntamiento es "reclamar lo que entendemos que es nuestro", al tiempo que precisó que "si la Justicia nos da la razón y el proyecto del Ministerio está avanzado, trataremos de buscar soluciones para que se pueda desarrollar".

La reclamación del Ayuntamiento de Málaga se basa en que esta finca fue donada gratuitamente por el Consistorio al ramo de guerra en el año 1924 con la finalidad de que fuera destinada a servicios del ejército, un uso que, sin embargo, ya no tiene.