22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Málaga.- Tribunales.-Acusan a una mujer por recibir dinero de presuntos cobros sin permiso de su pareja a 2.000 personas

    El fiscal pide para la mujer dos años de cárcel por un delito de blanqueo y no acusa al hombre porque falleció

    MÁLAGA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de Málaga ha solicitado dos años de prisión y multa de 50.000 euros para una mujer, unida sentimentalmente a un empresario, el cual, a través de su agencia de viajes, hizo presuntamente cobros no consentidos por los titulares de tarjetas de crédito. Se estima que existen 2.080 damnificados, en su totalidad personas residentes en el extranjero.

    El juicio se celebrará mañana lunes día 22 de septiembre en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Málaga. En el escrito provisional del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, sólo se acusa a la mujer de un delito de blanqueo de capitales, puesto que el marido falleció en febrero de 2007.

    Según las conclusiones iniciales, entre el 8 de noviembre de 2005 y el 7 de febrero de 2006, el hombre, que utilizaba también una identidad falsa, realizó cobros sin permiso de los titulares de las tarjetas a través del sistema TPV que tenía contratado en la agencia de viajes, "a pesar de que ésta carecía de actividad empresarial".

    La acusación pública estima que los cobros ascendieron a 383.015 euros, de los que se consumó la facturación efectiva de 179.100 euros. La acusada tenía, según el fiscal, "pleno conocimiento de las actividades delictivas a las que se dedicaba su pareja" y estuvo "guiada por el ánimo de cooperar en el aprovechamiento de los beneficios".

    De esta forma, el ministerio fiscal señala que la mujer "recibió en su cuenta" entre los días 7 de septiembre de 2005 y 4 de abril de 2006 "ingresos periódicos en efectivos" que llegaron a los 16.319 euros, "a pesar de carecer de ocupación alguna y sin que pueda justificar la procedencia de éstos".

    En el registro del domicilio de la acusada, ubicado en Benalmádena (Málaga), los agentes se intervinieron un cheque emitido por la agencia de viajes a su favor por 975 euros y tres resguardos de justificantes bancarios de ingresos por valor de 2.975 euros de enero y febrero de 2006.