8 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Más de 200 delegados de CCOO y UGT se concentran contra la firma del convenio de grandes almacenes

Más de 200 delegados de CCOO y UGT se concentran contra la firma del convenio de grandes almacenes
M.G

MÁLAGA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 representantes sindicales se concentraron hoy ante la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) contra la firma del convenio de grandes almacenes, ya que, según informó el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Andalucía, Gonzalo Fuentes, dicho convenio "no ha sido firmado ni por UGT ni por CCOO debido a que sus condiciones sociales y económicas son muy negativas para el personal laboral".

La concentración, bajo el lema 'No más convenios basura', contra la firma del convenio llevada a cabo por los departamentos sindicales de Federación de Trabajadores Independientes de Comercio (Fetico) y Federación de Asociaciones Sindicales (Fasga), forma parte de una campaña de movilizaciones que los sindicatos CCOO y UGT están realizando en el conjunto del país.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Comercio, Hosteleria, Turismo y Juego de UGT Andalucía, Rafael Marín, criticó que la patronal "está cerrando el paso a la libertad sindical", al tiempo que indicó que el convenio "rebaja descaradamente las condiciones de los trabajadores, desregulando su jornada laboral hasta hacer imposible la conciliación de la vida familiar y laboral".

Para CCOO los grandes almacenes son un sector "con muchas dificultades para compaginar la vida laboral y personal; una desprofesionalización creciente; salarios que no alcanzan los 1.000 euros, sin garantías ciertas de descanso semanal y con un alto porcentaje de contratos a tiempo parcial no deseado que en algunas empresas está cerca del 90 por ciento".

Aseguró que es un sector "glamuroso" ante la opinión pública, pero "con más de 300.000 trabajadores en el conjunto del Estado y cerca de 30.000 en Andalucía en situación precaria y con unas condiciones sociolaborales por debajo de la media nacional", a lo que Martín añadió que "no son mileuristas y que están trabajando 14 horas diarias".

Asimismo, destacaron el "empeoramiento de las condiciones económicas y sociales" por la firma del convenio por parte de los sindicatos Fetico y Fasga que operan en estas empresas, que está suponiendo "un aumento en las cargas de trabajo por la reducción de plantillas y que a su vez está repercutiendo en el servicio que se presta al cliente".

"SINDICATOS A MEDIDA"

Andalucía, en la actualidad, cuenta con un total de 174 grandes superficies y en ellas trabajan 29.782 personas asalariadas. "Estas empresas han creado y promovido sus propios sindicatos a medida, Fasga y Fetico".

En este sentido, Fuentes las calificó de "organizaciones seudo-sindicales que consienten en un convenio que rebaja descaradamente las condiciones de los trabajadores, desregulando su jornada hasta hacer imposible la conciliación de la vida familiar y personal con la laboral, disminuyendo la cobertura en caso de enfermedad, eliminando los compromisos de garantía de empleo fijo, estable y con derechos que sí contemplaba el anterior convenio, imponiendo la movilidad total en la empresa e instaurando una política salarial que pone en serio riesgo el mantenimiento del poder adquisitivo".

"Estas empresas han tenido y tienen cuantiosos beneficios cuyo reparto sólo se refleja en las cuentas de sus consejos de administración y que, aún así, siguen pretendiendo que las mermas provocadas por la crisis recaigan exclusivamente sobre los trabajadores", apostilló el líder sindical de CCOO.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT Andalucía manifestó que "estas empresas que se venden como modelos ni son empresas ni son modelos a seguir", ya que, a su juicio, "se trata de empresas que han tenido y tienen cuantiosos beneficios cuyo reparto sólo se refleja en las cuentas de sus consejos de administración".

Fuentes consideró que el balance de pérdidas de estas empresas "está más que saldado con la destrucción de cerca de 4.500 puestos de trabajo y la sustitución de empleo fijo a jornada completa por empleo precario a tiempo parcial".

"La democracia que conseguimos los trabajadores españoles hace más de 30 años se ha quedado en la puerta de estás empresas", lamentó y añadió que "hoy, en pleno siglo XXI todavía existen lugares de trabajo a los que no ha llegado la normalidad democrática".

Por otro lado, también criticó que "la patronal de grandes superficies no permite la libertad sindical en sus empresas", en referencia a la ingerencia de la patronal en los derechos de los trabajadores.

"El primer paso que el sindicato CCOO está dispuesto a dar es recuperar el derecho y el ejercicio de la democracia en el seno de las empresas y recordarles que tanto el Estatuto de los Trabajadores como la Ley Orgánica de Libertad Sindical permiten la presencia sindical democrática en los centros de trabajos", afirmó.

En este contexto, CCOO y UGT hicieron un llamamiento a los trabajadores de grandes superficies y al conjunto de la sociedad para que "hagan oír su voz en el calendario de movilizaciones previstas y en la Huelga General convocada para el 29 de septiembre por los sindicatos CCOO Y UGT".

En este sentido, indicaron que el llamamiento es "para que los trabajadores rechacen a los seusindicatos que con el amparo de las empresas secuestran la voluntad de los trabajadores". Por lo que desde UGT exigieron "un descanso semanal efectivo, un no a la desregulación de la jornada y la recuperación de la garantía salarial".

Martín indicó que "tan sólo" en Málaga trabajan más de 6.000 trabajadores en grandes almacenes y señaló que este sector "ha perdido un tercio del empleo en los últimos 18 meses".