21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • 7 de abril de 2010

    Un niño de tres años está muy grave tras caer a una piscina en la Carretera de Olías, en Málaga capital

    MÁLAGA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Un niño de tres años se encuentra en estado muy grave, ingresado en el hospital Materno Infantil de Málaga, tras haber caído ayer a una piscina privada situada en la Carretera de Olías, en la capital malagueña.

    El pequeño está en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) y su estado es muy grave, conectado a ventilación mecánica, según informaron a Europa Press fuentes del hospital Materno Infantil.

    El suceso se produjo sobre las 16.30 horas de ayer en el Lagar Padre Avilés, un convento rehabilitado y convertido en un complejo con dos apartamentos en alquiler.

    El menor estaba en el jardín junto a sus padres y un grupo de amigos de éstos, todos británicos. Tras percatarse de que el niño se había caído a la piscina, una mujer se lanzó para rescatarlo, según publica hoy el diario 'SUR'.

    Entre este grupo de amigos había un médico, que hizo al pequeño maniobras de reanimación cardiopulmonar, logrando estabilizarlo. El Servicio de Emergencias Sanitarias 061 lo trasladó al Materno Infantil.