21 de enero de 2021
20 de diciembre de 2010

El precio medio de la vivienda plurifamiliar disminuye en 15.000 euros desde el año 2007, según un estudio

MÁLAGA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El precio medio de la vivienda plurifamiliar de Málaga ha disminuido en 15.000 euros desde el año 2007, según señala el Informe del Mercado Residencial de Málaga, elaborado por la consultora inmobiliaria Aguirre Newman.

De esta forma, detalla que el precio medio por metro cuadrado de las viviendas plurifamiliares se sitúa en 2.284 euros, frente a los 2.728 euros de 2009, lo que supone una reducción de 444 euros. Así, indica que la superficie media de este tipo de viviendas asciende a 103 metros cuadrados, según han explicado desde esta inmobiliaria en un comunicado.

El precio unitario más elevado entre las viviendas plurifamiliares, 3.420 euros por metro cuadrado, se sigue situando en el distrito Centro, mientras que el más económico se localiza este año en las promociones de la barriada de Churriana, con un precio medio de 1.239 euros por metro cuadrado. En el caso de los inmuebles unifamiliares, el precio desciende hasta los 1.761 euros por metro cuadrado y la superficie media casi dobla a la tipología anterior, 204 metros cuadrados.

En este sentido, el documento especifica que el precio unitario más alto en este tipo de viviendas es de 2.112 euros por metro cuadrado, en el distrito de Málaga-Este, mientras que el municipio malagueño donde se han comercializado viviendas más baratas ha sido el de Alhaurín de la Torre.

Según Aguirre Newman, la oferta total de la vivienda plurifamiliar en Málaga se ha situado en noviembre de 2010 en 5.877 unidades, lo que supone una reducción del 3,6 con respecto a la oferta inicial del anterior ejercicio. Cerca del 50 por ciento del volumen de oferta de nueva vivienda plurifamiliar de Málaga se sitúa en zonas de la localidad de Rincón de la Victoria, con un total de 1.371, y en Puerto de la Torre, con 1.332.

También ha disminuido, en mayor medida, el stock de viviendas disponibles. Las 1.751 unidades plurifamiliares y 184 unifamiliares suponen un descenso del 9,69 por ciento respecto a los datos del informe de noviembre de 2009. Tal y como han especificado, esta disminución se debe, principalmente, al traslado de proyectos destinados para venta al mercado de alquiler, la paralización de proyectos por falta de venta y la ausencia de inicio de nuevos proyectos.

Así, han especificado que como viene ocurriendo en ejercicios anteriores los promotores optan por dar salida al stock disponible mediante el alquiler de promociones enteras o parte de ellas en vez de hacerlo mediante el mercado de venta.

Parte de la oferta que actualmente se encuentra en alquiler, volverá al mercado de venta en el plazo de dos años, duración media de los contratos de alquiler que se están firmando en estos casos, lo que supondrá un incremento importante en la oferta de producto en ese momento.

"COMPORTAMIENTO LIMITADO"

El documento precisa que la actividad del mercado residencial de nueva construcción durante el último año --octubre 2009-noviembre 2010-- se ha caracterizado por un comportamiento "muy limitado" en la demanda de viviendas, que ha derivado en el aumento del plazo medio de comercialización de vivienda plurifamiliar --67,6 meses-- y unifamiliar --76,4 meses--. Sin embargo, apunta que se ha observado una progresiva desaceleración en el incremento de los plazos de comercialización respecto a años precedentes.

Según el estudio, las causas del aumento de los plazos son la situación de incertidumbre sobre el contexto económico-laboral, el insuficiente ajuste en los precios de venta o las dificultades en la concesión del crédito por parte de las entidades financieras, entre otras. También, han destacado que en ciertos casos el incremento en el plazo de comercialización es debido a que se ha paralizado la venta al particular de proyectos en construcción a la espera de un comprador-inversor que se adjudique la totalidad de las viviendas.

Por otra parte, en el estudio se precisa que las entidades financieras siguen exigiendo una entrada media del 20 por ciento sobre el valor de tasación de la vivienda. Por lo tanto, las condiciones financieras se mantienen en los mismos términos que en 2009.

PERSPECTIVAS

Los "elevados" plazos de comercialización, que se sitúan en los 67,6 meses de media, no se corresponden con la necesidad real de creación de hogares de la ciudad de Málaga, tal y como han apuntado.

De esta manera, "la demanda latente retornará al mercado siempre y cuando se den una serie de condiciones" como que finalice el proceso de ajuste de los precios que comenzó en 2007, mejore la accesibilidad a la financiación hipotecaria o se cree por parte de las entidades financieras las condiciones comerciales propicias para promover la demanda.

Así, se considera que "finalmente será clave una clara mejora en las expectativas económico-laborales que eliminen la actual situación de incertidumbre", según han informado, al tiempo que han asegurado que la demanda potencial aumentará cuando las condiciones citadas hayan cambiado, aunque "no se espera una absorción comparable a la de los ejercicios comprendidos entre 2003 y 2006".

Por último, el informe reitera la necesidad de un mayor ajuste de los precios de venta, que en los próximos 12 meses previsiblemente se reducirán entre un cinco por ciento y 10 por ciento debido a la escasa demanda, motivo por el que se espera un repunte de viviendas disponibles en promociones llave en mano.