24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 18 de octubre de 2014

    PSOE critica que el Ayuntamiento compre a ADIF pisos cuyo estado "pone en entredicho su habitabilidad"

    El PP precisa que son casas para familias que "necesitan un techo ya" y asegura que antes de entregarlas, se acondicionarán

    MÁLAGA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El PSOE ha criticado la adquisición por parte del Ayuntamiento de Málaga al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) de seis viviendas en El Fuerte que, según un informe de la propia Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), carecen de ascensor y presentan "unas calidades originales y obsoletas --solería hidráulica, ventanas de madera con postigos, etcétera--, con desperfectos y lesiones superficiales --desconchados, grifería y sanitarios en mal estado--, que ponen en entredicho sus condiciones de habitabilidad".

    "Razones --se añade en el informe de la GMU-- que aconsejan una renovación de las mismas; es decir, las viviendas requieren ser interiormente reformadas". Se precisa, no obstante, que el estado de conservación del conjunto es bueno en lo que concierne a sus fachadas y cubiertas, así como a espacios exteriores comunitarios.

    Se trata de seis pisos localizados en un conjunto residencial con protección arquitectónica construido en 1963 en la plaza del Fuerte, entre la avenida de Andalucía y la calle Virgen de la Fuensanta, en el distrito de Cruz de Humilladero, a cuya adquisición, aprobada el pasado miércoles en el consejo rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), el Ayuntamiento destinará 243.400 euros, tras lo que serán entregadas a las familias que se seleccionen a través del comité de valoración del Plan FRES.

    Estas nuevas viviendas, localizadas en distintos bloques con alturas de planta baja más dos y baja más tres, tienen unos precios que oscilan entre los 36.200 y los 42.700 euros, más IVA, y las superficies construidas se encuentran entre los 59,39 y los 74,97 metros cuadrados.

    Al respecto, el concejal socialista Sergio Brenes ha denunciado que las viviendas no tengan ascensor; por tanto, "no reúnen las condiciones básicas de accesibilidad". Además, ha indicado a Europa Press, "los materiales están obsoletos y si un informe de la propia Gerencia advierte de que no presentan las necesarias características de habitabilidad, no debe ser una cuestión de una pequeña obra, sino de un problema de fondo".

    El edil del PSOE, quien ha cuestionado que el Ayuntamiento opte por la compra de viviendas de segunda mano en lugar de construirlas, ha alertado, igualmente, de que "ADIF hubiera puesto a subasta estas viviendas el pasado mes de mayo y, sin embargo, no consiguiera venderlas, lo que ya nos extrañó".

    PP

    Ante estas críticas, el concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, ha defendido que "las casas son habitables, lo único que les ocurre es que son antiguas", asegurando, no obstante, que, "antes de entregarlas, serán acondicionadas perfectamente para que presenten un estado de dignidad". Unos trabajos que serán acometidos a través de los servicios de mantenimiento que tiene contratados el IMV.

    Además, ha especificado que el informe de la Gerencia tiene como finalidad "avalar la tasación de la vivienda según el estado y la zona, no es otra cuestión", al tiempo que ha añadido que el objetivo de esta actuación es "destinar viviendas a familias en riesgo de exclusión social y que necesitan un techo ya, por lo que no buscamos pisos con unas grandes calidades, sino en los que se pueda entrar", ha precisado.

    Pomares, quien ha apuntado que ahora "el Ayuntamiento, como un vecino más, hablará con la comunidad sobre cuestiones para mejorar como la accesibilidad", ha hecho hincapié en que "se estira el dinero lo máximo que podemos, para, siempre con dignidad, poder atender situaciones de urgencia". "Son seis familias que necesitan una vivienda ya", ha subrayado, concluyendo que "donde el PSOE ve dificultades, yo veo oportunidades".

    Para leer más