22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 6 de abril de 2014

    S.Los portadores podrán prevenir las lesiones del esfuerzo en el centro de atención al hombre de trono

    S.Los portadores podrán prevenir las lesiones del esfuerzo en el centro de atención al hombre de trono
    EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

    MÁLAGA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía y la Agrupación de Cofradías de Málaga han alcanzado un acuerdo que permitirá a los hombres de trono tratarse para prevenir posibles lesiones derivadas del esfuerzo realizado durante el recorrido procesional.

    Este primer Centro de Atención al Hombre de Trono en Málaga, que es posible gracias al acuerdo entre ambas entidades, estará ubicado en la sede de la Agrupación, en la calle Muro de San Julián. El único requisito para beneficiarse y acceder a este servicio es que se acredite la condición de portador de un trono.

    El presidente del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, Miguel Villafaina, ha expresado su "satisfacción y orgullo" al comprobar que, al igual que se viene desarrollando en otras ciudades andaluzas, "los fisioterapeutas podremos contribuir en Málaga a potenciar una de las tradiciones más arraigadas en nuestra tierra y mostrar a los ciudadanos los múltiples beneficios de una disciplina sanitaria cada vez más reconocida y demandada por la sociedad".

    El Centro de Atención al Hombre de Trono es una iniciativa pionera del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía que se inició en la Semana Santa sevillana bajo la denominación de 'Centro de Atención al Costalero' y que se ha consolidado con éxito en otros puntos de la región como Cádiz, Córdoba, Jerez, Jaén, San Fernando, Granada y Linares, entre otros.

    Fuera de Andalucía, esta idea ha sido igualmente adoptada por diferentes localidades de la Comunidad de Madrid, Galicia, Castilla y León o la Comunidad de Murcia dada la gran demanda de este tipo de servicios generada en el mundo cofrade.

    El trabajo del fisioterapeuta en el hombre de trono se orienta principalmente a la prevención de dolores y posibles lesiones, la mayoría de las veces evitables, y que a menudo se producen por falta de preparación física y por desconocimiento del propio cuerpo y de la ergonomía que en todo momento se debe mantener ante un esfuerzo físico tan importante.