18 de abril de 2019
27 de febrero de 2010

Sucesos.- La Policía detiene a tres personas por simular el atraco a una joyería para cobrar la indemnización

MÁLAGA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a tres personas relacionadas, presuntamente, con la simulación de un atraco a una joyería de Málaga capital para cobrar así la indemnización por parte de la compañía aseguradora.

Los detenidos son M.I.N.G., de 39 años, y J.L.C.R., de 37, naturales y vecinos de Málaga, como presuntos autores de simulación de delito y estafa, y J.F.M., de 42 años, nacido en Suiza, aunque residente en Málaga, por estafa.

Los tres fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Málaga, según informaron en un comunicado desde la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

El propietario de esta joyería denunció el pasado 15 de febrero que había sido víctima de un asalto en su establecimiento en el momento de la apertura, por lo que los efectivos de la Policía Nacional iniciaron la correspondiente investigación.

Las pesquisas policiales se orientaron tanto a la identificación de los presuntos autores del atraco, al parecer, dos individuos de Europa del Este, como a la comprobación de los hechos denunciados, efectos sustraídos y lesiones que presentaba la mujer del propietario, que tuvo que ser asistida de diversas heridas.

Los resultados de las primeras investigaciones evidenciaron una serie de contradicciones en las manifestaciones de los denunciantes, determinándose que las lesiones que presentaba la mujer no parecían haberse producido por la supuesta agresión, así como que la cantidad de joyas y dinero denunciados no correspondían con las existencias en el negocio asaltado.

Finalmente, estas dos personas reconocieron que el atraco no se había producido y que lo habían simulado ante la crisis económica del negocio con la finalidad de cobrar de la compañía de seguros la indemnización prevista en la póliza contratada. De hecho, en el asesoramiento para llevar a cabo la denuncia intervino un agente de esta aseguradora.

La Policía recuperó parte de los efectos denunciados como sustraídos en el domicilio de los denunciantes y determinó que algunas de las joyas descritas en la denuncia ya habían sido vendidas a distintos clientes a lo largo de 2009.