25 de septiembre de 2020
17 de octubre de 2009

Tribunales.- Absuelven a un hombre acusado de agredir sexualmente a su ex compañera de trabajo

MÁLAGA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha absuelto a un hombre de 63 años de edad, acusado de agredir sexualmente a una ex compañera de trabajo, al considerar la Sala que no ha quedado acreditado que las relaciones sexuales entre ambos se produjeran sin el consentimiento de la mujer.

Los hechos ocurrieron el 23 de enero de 2003 cuando, según indica la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el acusado quedó con la denunciante, de la que había sido compañero de trabajo durante ocho o 10 meses, en la casa de ésta y, una vez juntos, fueron en coche hasta la vivienda del hombre, donde mantuvieron relaciones.

La resolución señala que "no ha quedado debidamente acreditado" que las relaciones que mantuvieron en este encuentro, que tuvo lugar poco después de que la mujer dejara de prestar servicios en la empresa, fuesen "sin el consentimiento de ésta, en contra de su voluntad o que se produjeran previo pago por parte del acusado".

"No ha quedado suficientemente acreditada la autoría del acusado, al no haberse producido prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia", manifiesta el Tribunal, que apunta que la mujer, en su declaración en el juicio, contestó "prácticamente con monosílabos, incurriendo en contradicciones".

Así, en la sentencia se manifiesta que la mujer, que denunció cuatro días después de los hechos ocurridos, dijo que había sido forzada violentamente por el acusado para mantener relaciones sexuales en su domicilio al que había ido voluntariamente para tomar café y charlar.

Además, declaró que después de ser violada, no sabe cómo pudo abandonar la vivienda y decidió no denunciar en aquel momento ni acudir al médico o a algún centro hospitalario por miedo a las amenazas del denunciado, según se indica en la resolución de la Audiencia.

Por su parte, el acusado insistió "reiterada y contundentemente" en que mantuvo relaciones sexuales con la denunciante con su consentimiento, para lo que, subrayó, "no usó ninguna intimidación ni violencia". El hombre explicó que llamó a la mujer tras ser despedida porque se encontraba deprimida.

Asimismo, aseguró que quedaron para tomar café y fue cuando la denunciante le dijo al acusado que necesitaba dinero, que él le dio, "pero ella quería más, sin lograr su propósito, razón por la que seguramente le denunció", relató el acusado, quien reconoció que al principio discutieron, pero luego volvieron a tener relaciones.

Desde la Sala se precisa que la causa fue sobreseída en dos ocasiones, uno de ellos a petición del ministerio fiscal, "lo que evidencia que ya desde el inicio de las investigaciones no se consiguió llevar a la convicción de los instructores y de la Fiscalía, la perpetración al menos indiciaria del delito imputado o de la autoría del imputado".