21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    Tribunales.- La Audiencia absuelve a un hombre acusado de violar a una joven tras salir con ella de copas

    MÁLAGA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Sección Octava de la Audiencia Provincial absolvió a un hombre al que la Fiscalía de Málaga acusaba de violar a una joven tras salir con ella y con otra amiga de ésta de copas por la localidad malagueña de Estepona, al no haberse practicado, según la Sala, prueba que acredite sin dudas los hechos.

    Así, según la resolución, en junio de 2006, el acusado y la víctima estuvieron en distintos bares con una amiga de ésta hasta las 05.00 horas, momento en el que se separaron y ambos se dirigieron hasta el coche del procesado para volver a sus respectivos domicilios, en Mijas (Málaga).

    Poco después, dos funcionarios de la Policía Nacional se personaron en una urbanización de Marbella (Málaga) y encontraron a la víctima "muy nerviosa, sentada en el suelo y llorando", manifestando que había sido violada por el acusado, según la sentencia, contra la que cabía recurso ante el Tribunal Supremo.

    Para la Sala de Málaga, "no cabe deducir responsabilidad criminal alguna contra el procesado, por lo que ha de ser absuelto del delito que se le viene imputando, al no haberse practicado en el acto del plenario prueba que acredite sin ningún género de dudas que los hechos ocurrieron" tal y como se relatan.

    El Tribunal explica que la prueba de cargo existente viene constituida "casi en exclusiva" por la declaración de la víctima, que mantuvo su versión. Así, se indica que no se han detectado razones para pensar que ésta actuara por venganza o resentimiento, aunque añadió datos que coinciden con lo manifestado por el acusado.

    En este sentido, se señala que la mujer dijo que tras salir del último bar iban tres personas, ella, el acusado y un individuo que habían conocido esa noche, del que no podía aportar más datos. La Sala precisa que de haberse conocido con anterioridad esto, "se podrían haber realizado gestiones policiales para localizarlo y oírlo en declaración".

    Además, apunta, que en el reconocimiento médico efectuado poco después de los hechos "no se detectaron lesiones" cuando "lo normal hubiera sido que la mujer presentara al menos algún tipo de erosión o magulladura en la espalda o en las rodillas, sin que a los agentes policiales les llamara la atención que tuviera la ropa descompuesta o dañada".

    Asimismo, en la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press se manifiesta que se tomaron muestras biológicas a la denunciante para su estudio y determinar el supuesto agresor, "pero desgraciadamente sufrieron extravío y no se realizó, como hubiera sido aconsejable, un análisis de la ropa de la mujer y una inspección con toma de muestras del vehículo del procesado".

    Sí hay en la causa un informe forense sobre la secuela derivada de la supuesta agresión, pero se indica que, aparte de que dicho documento no se ha ratificado en el plenario, "desconocemos en base a qué documentación se realizó el dictamen". Por esto, se concluye que "la prueba practicad no ha sido suficiente para enervar la presunción de inocencia".