16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 5 de septiembre de 2009

    Tribunales.-Audiencia revisa en noviembre la absolución a un joven por la muerte de otro en Benalmádena en 2007

    MÁLAGA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Provincial de Málaga tiene previsto revisar el 24 de noviembre la sentencia que absolvió a un joven acusado en relación a la muerte de un menor ocurrida en 2007 a la salida de una discoteca de la localidad malagueña de Benalmádena, cuando este imputado era menor de edad por horas, según informaron fuentes de la acusación particular.

    Las fuentes precisaron a Europa Press que la Sección Octava tiene previsto celebrar ese día una vista en la que se verá el recurso presentado por esta acusación, que solicitó en dicho escrito que se practicaran algunas pruebas testificales ya llevadas a cabo en el juicio que tuvo lugar en el Juzgado de Menores número 3 de Málaga.

    Los hechos sucedieron sobre las 06.30 horas de la madrugada del 18 de noviembre de 2007 en la puerta de una discoteca de la plaza Solymar, ubicada en la zona de Benalmádena-Costa. Los agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos jóvenes.

    Uno de ellos era menor de edad por unas horas en el momento de los hechos por lo que el juicio se celebró en un juzgado de menores en noviembre de 2008. La acusación particular pidió para este joven una condena por un delito de asesinato como coautor en calidad de autor intelectual, solicitando la pena máxima de internamiento que permite el ordenamiento jurídico del menor, aunque fue absuelto.

    El otro de los detenidos era mayor de edad y fue juzgado en abril de este año 2009 por un jurado popular, que lo encontró culpable de un delito de asesinato. El presidente del Tribunal del Jurado le impuso una pena de 17 años de cárcel, aunque la sentencia fue recurrida por la defensa del acusado.

    En esta resolución, se declaraba probado que este acusado, junto con el menor de edad tuvieron una discusión en las inmediaciones de una discoteca con dos parejas de jóvenes, conocidos de la víctima, y como consecuencia, el acusado y su acompañante salieron huyendo y fueron perseguidos por los dos chicos.

    Mientras, la novia de uno de ellos se quedó sola y se encontró con la víctima, yendo ambos a buscar a los demás. Cuando se encontraron con el acusado y su amigo, el joven recibió del procesado una puñalada con una profundidad suficiente como para alcanzar el corazón a nivel del hemotórax.

    Tras esto, el acusado, que "utilizó un arma blanca que no ha sido localizada", huyó junto con el menor hasta su vehículo, chocando luego con un bordillo de la acera al tratar de girar por una calle sin salida, momento en el que fueron detenidos por agentes de la Policía Local.