23 de octubre de 2019
19 de septiembre de 2009

Tribunales.- Piden 9 años para un hombre por golpear con un hierro a un quiosquero que defendió a su mujer

MÁLAGA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Málaga ha solicitado nueve años y medio de prisión para un hombre al que acusa de golpear con una barra de hierro a un quiosquero que acudió a defender a su mujer, después de que ésta recriminara al acusado su comportamiento mientras molestaba a unas niñas que estaban comprando en el establecimiento.

Los hechos sucedieron en agosto de 2003, cuando el acusado llegó a un quiosco de Torremolinos (Málaga) y, según el escrito inicial del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, comenzó a molestar a unas menores que estaban comprando. La mujer salió del negocio y le dijo que las dejara en paz y que iba a llamar a la Policía.

Entonces, el procesado, continúa el relato, le dijo que no se iba y que llamara, para, acto seguido, popinarle un puñetazo en la cara a la mujer con tal fuerza que la tiró al suelo, ocasionándole varias heridas como contusión en un ojo izquierdo, hematomas, que precisaron tres días para curar.

Al ver esto, el marido de la mujer trató de levantarla, momento en el que el procesado cogió una barra de hierro de unos 80 centímetros de longitud y, con ánimo de acabar con su vida, le golpeó en el costado izquierdo, tirándole al suelo y provocándole varias contusiones, señala la acusación.

El ministerio público señala en sus conclusiones provisionales que el afectado tuvo que ingresar en la UCI con heridas que, de no haber recibido una pronta asistencia médica, habrían podido ser mortales. De hecho, necesitó 111 días para curar, de los que 26 permaneció hospitalizado.

AYUDA

El fiscal explica que un ciudadano extranjero se interpuso para evitar que el procesado siguiera con la agresión, momento en el que la víctima huyó, perseguida por el acusado, que volvió al quiosco y con ánimo de venganza, la emprendió contra el establecimiento con la barra, provocando daños tasados en 489 euros.

Entonces, apareció una dotación de la Policía Local y cuando iba a entrar detenido en el coche policial "comenzó a golpear a los agentes con puños y pies", alcanzando a dos de ellos. Aunque lograron reducirlo e introducirlo en el coche, provocó daños en una de las puertas dando patadas.

Para el fiscal, los hechos constituyen un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de atentado, dos faltas de lesiones y otra de forma continuada, así como una falta de lesiones. Además de los nueve años de prisión, solicita multa de 2.000 euros. El juicio está previsto en la Sección Primera el próximo miércoles 23 de septiembre.