15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 25 de enero de 2009

    Turismo.- Las provincias andaluzas, excepto Jaén, esperan menos pernoctaciones en el primer cuatrimestre, según la Cehat

    MÁLAGA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Todas las provincias de Andalucía, a excepción de Jaén, esperan un menor volumen de pernoctaciones hoteleras en el primer cuatrimestre del año 2009, según el Observatorio de la Industria Hotelera elaborado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), en colaboración con Price WaterhouseCoopers.

    En el caso de Jaén, según la Cehat, se prevé que se mantengan, siendo el descenso de pernoctaciones una tónica general en el conjunto de España, donde no se esperan aumentos significativos.

    La mayoría del sector hotelero considera que no habrá modificaciones significativas en la oferta de plazas, a excepción de los proyectos iniciados en el periodo 2004-2006. Así, según el informe al que ha tenido acceso Europa Press, en la región andaluza sólo Huelva, Almería, Córdoba y Granada esperan que esta oferta aumente en el primer cuatrimestre, frente al mismo periodo de 2008, mientras que el resto de provincias considera que se mantendrá igual.

    Uno de los datos en los que se muestran más pesimistas las asociaciones hoteleras consultadas es en la evolución de la estancia media de los turistas. Así, en Almería, Sevilla, Cádiz, Granada y Huelva creen que descenderá, mientras que Málaga, Córdoba y Jaén apuntan a que se mantendrán en los mismos términos que el año pasado.

    Respecto al aumento del precio medio de la habitación de los establecimientos hoteleros, según el estudio, la mayoría de Andalucía --Cádiz, Córdoba, Sevilla, Granada y Almería-- espera que aumente menos de un cinco por ciento, mientras que las restantes provincias creen que el crecimiento oscilará entre el dos y el cinco por ciento.

    La situación de crisis económica actual no escapa al sector turístico. Así, la rentabilidad de las empresas hoteleras andaluzas decrecerá en los primeros cuatro meses del año, a pesar de que es previsible, según la Cehat, que disminuyan los costes energéticos y alimentarios.

    La venta directa aumentará a juicio de las asociaciones hoteleras de Cádiz, Huelva, Sevilla y Almería, mientras que en Málaga, Córdoba, Jaén y Granada se mantendrán los actuales canales de contratación del alojamiento. En este punto, la Cehat consideró que las agencias de viaje y los touroperadores van a seguir perdiendo peso en estos procesos.

    PROMOCIÓN

    Una de las demandas del sector hotelero es la necesidad de aumentar la coordinación de los esfuerzos promocionales de las diferentes administraciones públicas para poder así competir con nuevos destinos y productos turísticos.

    En este sentido, los hoteleros de Málaga, Cádiz y Huelva aseguran que el esfuerzo promocional de las administraciones públicas aumentará con respecto a los primeros meses de 2008, hecho que no consideran los cordobeses, que creen que descenderá, mientras que el resto de provincias andaluzas opinan que será igual.

    Los gastos publicitarios de los establecimientos no aumentarán, según la Cehat, a excepción de en Málaga, donde sí prevén que sean mayores al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, desde la Cehat consideraron "deseable" que no se redujese esta inversión, al ser uno de los factores principales de gestión de la demanda.

    Por último, según el estudio del organismo de investigación de la industria hotelera española, los empresarios de Andalucía no tendrán problemas para encontrar personal especializado para sus establecimientos, e, incluso, apuntan a que la calidad del servicio mejoraría por la mayor cualificación de los contratados.

    La Cehat cree que el sector hotelero es uno de los últimos en verse afectado por la mala coyuntura económica actual. El decrecimiento y el aumento del paro son los principales factores que afectarán a la demanda turística en el próximo cuatrimestre y, aunque habrá descensos en los tipos de interés o en el precio del petróleo, éstos no serán estímulos para mejorar la confianza de los consumidores.