21 de marzo de 2019
24 de octubre de 2010

Urbanizadores advierten de que la salida de la crisis llegará "sin haber hecho los deberes" con los PGOU

MÁLAGA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Urbanizadores y Turismo Residencial de Andalucía, Ricardo Arranz, ha advertido de que la salida de la crisis económica actual llegará, "pero por primera vez sin haber hecho los deberes" con los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de los municipios.

Así, ha calificado este hecho como "una irresponsabilidad enorme de las administraciones", tanto locales como autonómica, "por no haber exigido que se hicieran los planes o las adaptaciones a la Ley del Suelo".

"En las crisis anteriores esto sí se hizo, pero ahora nos vamos a encontrar con una Ley del Suelo absurda, sin ningún tipo de positivismo para el futuro", ha asegurado a Europa Press, al tiempo que ha señalado que esta legislación "no tiene nada que ver con lo que el mercado va a pedir".

A su juicio, la juventud "va a requerir productos diferentes a los que quisieron sus abuelos o sus padres", y ha puesto como ejemplo a jóvenes procedentes de los Emiratos Árabes, que "quizá prefieran vivir en hoteles", o a los alemanes: "la moda es que no quieren casas porque tiene que pagar IBI, la comunidad, y no quieren ataduras".

En este sentido, ha considerado que urbanísticamente "no se ha aprendido" de los errores del pasado, "sino todo lo contrario". "No se ha hecho nada", ha sentenciado Arranz, al tiempo que ha reiterado que para poder paralizar "todo el desastre hipotético que se estaba haciendo, en vez de hacer una moratoria como pasó en Canarias o en Baleares, se hizo esta ley que distorsiona la realidad y que es tremendamente obsoleta y desquiciada".

Para el empresario marbellí, la Ley del Suelo, con la que es muy crítico, "se hizo para parar a Marbella y el desastre del señor Jesús Gil". En este sentido, ha insistido en que en vez de una ley debería haberse realizado una moratoria y se ha preguntado "cómo levantamos esa ley cuando ya está todo parado por el propio mercado".

"El mercado ha parado Marbella y la ley no tiene nada que decir del futuro de la provincia", ha expresado Arranz, para quien la situación actual desde el punto de vista empresarial y de creación de empleo "es nefasta". "Nadie se preocupa de allanar el camino para que cuando esto empiece a funcionar haya seguridad jurídica y no iniciemos un nuevo caso Malaya", ha opinado.

El presidente de Fedur ha asegurado que "ningún empresario está dispuesto a pagar por derechos como obtener una licencia urbanística", y ha calificado de "sinvergüenzas a los que estaban pidiendo dinero porque --ha insistido-- no conozco a nadie al que le guste pagar por ejercer sus derechos".

"Lo más importante en el urbanismo es el sentido común", ha reflexionado, y ha lamentado la imagen que se ha dado de la Costa del Sol como lugar de corrupción "cuando se ha dado en otros puntos, pero Marbella, por la marca, ha sido más atractiva". "Eran cuatro pájaros, y todo el mundo sabe quiénes eran, se estaban aprovechando de empresarios, compradores y se ha hecho aquí porque era más productivo y mucho más colorido", ha concluido.