3 de junio de 2020
1 de abril de 2020

Adelante Andalucía exige que se garantice el derecho a la alimentación ante la crisis del covid-19

SEVILLA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La parlamentaria de Adelante Andalucía por Granada y portavoz de Igualdad y Políticas Sociales, Ana Villaverde, ha valorado este miércoles el paquete de medidas de "emergencia social" que el Gobierno andaluz ha puesto en marcha en el marco de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Para la parlamentaria, es "claramente insuficiente", y ha puesto como ejemplo que únicamente se haya ampliado en 2.000 menores más aquellos que a partir de ahora podrán acogerse a ayudas para la alimentación en toda Andalucía, llegando tan solo a 20.000 menores, "cuando desde Save The Children han alertado de que hay más de 200.000 niños en situación de pobreza severa en la comunidad autónoma".

Villaverde ha planteado la posibilidad de desarrollar un programa "mucho más ambicioso" que dé una respuesta integral a una necesidad básica para todos los hogares de la provincia y del conjunto de Andalucía, que contemple que "desde la Junta se coordine con diputaciones y ayuntamientos la aprobación de acuerdos con las distribuidoras de alimentos mediante convenios que aseguren que ningún hogar de la provincia tenga dificultades para acceder a algo tan básico como es poder comer".

Desde los servicios sociales han alertado también del riesgo que supone que la recogida de alimentos se concentre en los centros educativos o de entidades sociales. En un momento en el que por razones sanitarias se han endurecido las restricciones a la movilidad, lo más recomendable sería que los repartos de alimentos se hicieran a domicilio.

En otras comunidades autónomas se han puesto en marcha iniciativas que pueden ser más efectivas e implicar un menor riesgo, como facilitar un bono de alimentación que permita a las familias acudir directamente al supermercado y adquirir alimentos.

Villaverde señala que "no es posible en una sociedad en la que existen recursos de sobra dejar que las familias dependan de la caridad o de ONG que se encuentran en una situación muy difícil, teniendo que dar respuesta a cada vez más familias que se encuentran sin absolutamente nada".

En relación a las ONG, Adelante se hace eco de las demandas de varias organizaciones que alertan de "lo que viene", una situación de "emergencia social sin precedentes y que no es comparable a la anterior crisis económica, ya que, como señalan desde las organizaciones sociales, los colchones familiares ya no están".

MAYOR COORDINACIÓN Y MÁS RECURSOS

A ello hay que sumar una cuarentena que restringe los movimientos y dificulta enormemente la tarea de asistir a quien lo precisa y, a su vez, con una escasez de elementos de protección generalizada que añade un plus de complejidad a las acciones que realizan voluntarios y cooperantes.

Adelante reclama una mayor coordinación y más recursos frente a una realidad que ya está aquí, pues "en nuestra provincia son miles los hogares en los que han dejado de entrar recursos económicos, ya sea por despidos, empleos no regulados o precarios".

"Son muchas las personas que se están quedando fuera, a las que no llegan las medidas que se han aprobado, son las redes de apoyo mutuo y la organización social las que están supliendo una carencia ante las que las instituciones vuelven a defraudar", dice.

Como ocurrió en 2008, Villaverde lamenta que "el impacto social y económico de esta crisis vaya a recaer sobre los colectivos más vulnerables que ya partían de una situación de pobreza y sobre las espaldas de trabajadores que venían de una situación de extrema precariedad, sin profundizar en medidas fiscales redistributivas profundas que incrementen los ingresos públicos para destinar, entre otras cosas, a garantizar el derecho de acceso a los suministros básicos para todas las familias que lo necesiten".