15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 6 de julio de 2009

    El afectado por la vaquería de Fuente Palmera reclama al Ayuntamiento que ejecute su propio decreto de cierre

    FUENTE PALMERA (CÓRDOBA), 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El vecino de Fuente Palmera (Córdoba) que lleva años luchando en la vía administrativa y judicial para conseguir el cierre de una vaquería ilegal ubicada junto a su casa, obteniendo siempre resoluciones a su favor, exigirá mañana al Ayuntamiento que, ante la última sentencia que le es favorable, ejecute ya su propio decreto de cierre de la vaquería.

    En declaraciones a Europa Press, dicho vecino, Francisco Adame, explicó que la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) sobre este caso, dictada el pasado 18 de junio, desestima el recurso de apelación presentado por el dueño de la vaquería a la sentencia dictada el pasado 12 de enero por un juzgado cordobés, que determinó el cierre de la explotación ganadera, siendo ahora dicho fallo "firme y sin posibilidad de presentar recurso ni alegación alguna".

    Dicha resolución judicial, ahora firme, se apoyó, según recordó Adame, en sendos decretos de cierre de la vaquería que dictó el Ayuntamiento de Fuente Palmera en 2006 y en 2007, en los cuales "se ordenaba la inmediata suspensión de la actividad y traslado de ésta".

    Por ello, a raíz de esta última sentencia, "dado que ya no hay nada que pueda impedir la aplicación de lo mandado", Adame pedirá mañana al Consistorio de Fuente Palmera por escrito "que se aplique el cierre definitivo, en la mayor brevedad posible, como se dictaba en el decreto 133/2009, sin plazos tan prolongados".

    A este respecto, Adame subrayó que, "como dicta nuestra Constitución en su artículo 118", 'es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los jueces y tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto', y puesto que es "el principal afectado por la ubicación ilegal de dicha actividad", insta al Consistorio a que dé "cumplimiento" a su propio decreto.