17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 1 de agosto de 2019

    Afirman que jamones Sierra Alpujarra se secan en Granada frente a denuncias de "uso indebido" de la marca

    Afirman que jamones Sierra Alpujarra se secan en Granada frente a denuncias de "uso indebido" de la marca
    Cata de jamones para un trabajo científicoUGR - ARCHIVO

    GRANADA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El grupo empresarial Comapa ha defendido que la zona de elaboración de los jamones comercializados con la marca Sierra Alpujarra es la provincia de Granada, en concreto, los distintos secaderos de la compañía, situados en Atarfe, Otura, Trevélez y Busquístar, frente a las denuncias de "uso indebido" de la marca por asociaciones como la de Productores de Jamón de Trevélez.

    En un comunicado, Comapa 2001 Sociedad Limitada Unipersonal ha defendido que "cumple totalmente la normativa europea" en lo referente al lugar de procedencia de la materia prima.

    "Polonia es un país de la Unión Europea", como también "otras provincias productoras de España", y todas se encuentran "amparadas por la misma legislación, por lo que los requisitos a cumplir son los mismos que del resto de países de donde pueda proceder una materia prima".

    La compañía ha indicado, además, que "dispone de un plan de homologación y reevaluación continuada de proveedores de materia prima, para garantizar la inocuidad sanitaria y el cumplimiento de los requisitos que marcan las disposiciones europeas en materia de trazabilidad, de calidad y de seguridad alimentaria".

    En el caso de sus proveedores, "los mataderos y salas de despiece de estos países, gozan de las homologaciones pertinentes, así como de Certificados GFSI, que aseguran la correcta implantación y seguimiento de las directrices europeas en materia de seguridad alimentaria". Han agregado que los jamones ibéricos curados y distribuidos por Comapa "también cumplen completamente con la normativa propia del sector del ibérico".

    Por su parte, la secretaria de la Asociación de Productores de Jamón de Trevélez, Pilar Álvarez, ha explicado a Europa Press que las denuncias por "uso indebido" de la marca Jamón de la Alpujarra, registrada en el ámbito europeo, en 2005, se interponen a partir de 2016 cuando Comapa empieza a comercializar sus productos, tras lo que desde la comarca consideraron un "registro abusivo" de un total de nueve marcas a nivel nacional y comunitario.

    La "impotencia" de los empresarios de la Alpujarra de Granada radica, ha proseguido la secretaria de la asociación, en el daño que supone para el nombre de la comarca el uso de una carne de "baja calidad" procedente de Polonia, aunque sea una práctica que se atiene a la normativa.

    Asimismo, frente a los productores de la zona, que traen la materia prima de explotaciones nacionales, la distribuidora, que ha sido denunciada estos días también por la asociación de consumidores Facua, secan la mayor parte de sus jamones, ha indicado Álvarez, en los secaderos de Atarfe y Otura, en el área metropolitana granadina, frente a una "mínima producción" en la Alpujarra.