12 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

Apdha tacha de "intolerable la criminalización" de la capitana Carola Rackete

Hace un llamamiento a la comunidad internacional para posicionarse "del lado de la defensa de los derechos humanos y no de la barbarie"

SEVILLA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) tacha de
"intolerable la criminalización" a la que están sometiendo a numerosas organizaciones y activistas, entre ellos a Carola Rackete, capitana del barco Sea Watch 3, que desde el sábado 29 de junio se encuentra arrestada en Italia bajo acusación de tráfico de personas y resistencia o violencia contra nave de guerra.

Según ha comunicado Apdha en una nota de prensa, la asociación rechaza estas acusaciones y considera que "este plan, urdido por determinados gobiernos, que cuentan con la connivencia de la Unión Europea, es una estrategia intimidatoria y ejemplarizante para todas aquellas personas y entidades que exigen el cumplimiento de los derechos humanos".

En este sentido hace un llamamiento a la comunidad internacional para que se "posicione del lado de la defensa de los derechos humanos y no de la barbarie" y advierten de que los instrumentos que tienen los Estados "no deben ser utilizados para legitimar prácticas racistas y xenófobas en vez de cumplir con la legislación internacional", al tiempo que recuerda que "Carola, al igual que su compañera Pia Kempt, estaba cumpliendo la legislación internacional", según la Apdha.

Por otro lado, desde la organización aseguran que "si se estableciesen vías legales y seguras y los requisitos para migrar fuesen verdaderamente asumibles, muchas personas no se verían avocadas a jugarse la vida, ni seríamos testigos de numerosas tragedias que, gracias al esfuerzo y compromiso de personas como Carola Rackete y entidades de las que forman parte, se evitan a diario".

Desde Apdha, insisten en la necesidad de posicionarse del lado de la defensa de los derechos humanos desde una postura debido a "la solidaridad se manifiesta en el día a día de personas como Carola y otras tantas que, convencidas de la universalidad de los derechos, no
cejan en el empeño de denunciar las constantes vulneraciones, las prácticas y discursos de quienes se llaman representantes de la ciudadanía y han elegido la barbarie".

Para leer más