26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    La asamblea de CajaSur nombrará mañana a seis seglares como nuevos suplentes de los canónigos del consejo

    La asamblea también aprobará un Plan de Actuación condicionado a la fusión y crear una fundación gestionada por el Cabildo

    CÓRDOBA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La asamblea general de CajaSur votará mañana, en sesión ordinaria, la designación de seis seglares como nuevos suplentes de los seis canónigos (miembros del Cabildo Catedralicio de Córdoba) que representan a la entidad fundadora de la entidad en el consejo de administración, entre los que está el presidente de la caja, Santiago Gómez Sierra.

    Según informaron a Europa Press fuentes de la entidad cordobesa, el abogado y actual director de la Fundación CajaSur, José Rafael Rich, junto con cinco consejeros generales del Cabildo en la actual asamblea de la caja (Enrique Aranda, María José Muñoz, Agustín Domingo, Cecilia Ana Bellido y Bartolomé Sillero), forman ese grupo de seis seglares que propone el Cabildo como nuevos suplentes de los citados seis patronos, a los que podrían sustituir en caso de fallecimiento, incapacidad temporal, jubilación o dimisión, entre otras situaciones que impidieran el desempeño de su labor y que precisaran su sustitución inmediata.

    Por otro lado, las líneas generales definitorias del Plan de Actuación de CajaSur para 2010, que estará "muy condicionado" a su proceso de fusión con Unicaja, y la propuesta de constitución de una nueva fundación para la gestión de Obra Social y controlada por el Cabildo Catedralicio de Córdoba, serán los puntos que, junto al ya indicado, centrarán la asamblea general de CajaSur.

    Así, el consejo de administración de CajaSur someterá a la aprobación de la asamblea general de la caja "las líneas generales definitorias del Plan de Actuación" de la caja cordobesa para el inmediato año, según se detalla en el quinto punto del orden del día de la asamblea.

    Los consejeros generales de CajaSur, por tanto, habrán de pronunciarse, según dijeron las mismas fuentes, sobre "un Plan que está enfocado al proceso de fusión y al Plan de Negocio" correspondiente, todavía en preparación, que habrán de desarrollar Unicaja y CajaSur durante el periodo transitorio de tres años, como máximo, desde que ambas entidades aprueben definitivamente su proyecto de fusión y hasta que ésta sea plenamente efectiva.

    De hecho, el proyecto de fusión de ambas cajas tendrá que obtener el visto bueno previo del consejo de administración de CajaSur, en una próxima sesión extraordinaria para la que todavía no hay fecha. A partir de ahí, se abrirá un plazo máximo de seis meses para que se convoque y celebre la asamblea general extraordinaria que habrá de refrendar el citado proyecto de fusión.

    NUEVA FUNDACIÓN

    Ello supondrá llevar definitivamente a la práctica el protocolo de fusión que ambas cajas acordaron el pasado julio, de ahí que, como un nuevo paso en ese objetivo, en la asamblea de CajaSur de mañana, además de presentarse un informe sobre la evolución y desarrollo de la caja, en sus vertientes económica y financiera, y también de la Obra Social y Cultural, igualmente se someterá a la voluntad de los consejeros generales una "propuesta de constitución de fundación para la gestión de Obra Social".

    De esta forma se dará cuerpo legal a la nueva fundación que, en el seno de la futura Unicajasur, se gestionará desde Córdoba, por parte de la entidad fundadora de CajaSur, el Cabildo Catedralicio (Iglesia Católica).

    Esta fundación, según las estipulaciones recogidas en el referido protocolo de fusión, dispondrá unos ocho millones de euros por año, durante las tres anualidades del mencionado periodo transitorio, mientras que desde el cuarto año manejará un porcentaje de las partidas que Unicajasur destinará desde entonces a su Obra Social.