25 de abril de 2019
18 de septiembre de 2010

La Audiencia decide sobre mantener en prisión a 'El Rafi', al que juzgará por matar a José Reyes

La acusación particular pide para él casi 28 años de cárcel y el fiscal cerca de 22, por asesinato y tenencia ilícita de armas

CÓRDOBA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

R.H.C., alias 'El Rafi', de 28 años, acusado de matar a tiros a José Reyes, de 51 años, en noviembre de 2008 en Bujalance (Córdoba), comparece este miércoles en la Audiencia de Córdoba para que ésta decida sobre la prolongación de la prisión provisional en la que se encuentra, pues cumplirá los dos años preceptivos antes de ser juzgado por dicho asesinato en 2011.

Según han dicho a Europa Press fuentes cercanas al caso, será a primeros del próximo año cuando un tribunal popular juzgará a 'El Rafi' por los hechos ocurridos en la tarde del domingo 9 de noviembre de 2008, cuando se produjo en Bujalance un enfrentamiento entre dos familias, con el balance de un herido por arma de fuego, José Reyes, entonces en situación de discapacidad física reconocida por la Junta de Andalucía y la Seguridad Social, al que presuntamente disparó 'El Rafi' con una pistola en la cabeza. Reyes ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde falleció dos semanas después.

Por estos hechos, la acusación particular, que ejerce la familia de Reyes, pide que se condene a R.H.C. a una pena de 25 años de prisión, por la presunta comisión de un delito de asesinato, y a dos años y ocho meses más de reclusión, como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas.

El fiscal, por su parte, rebaja a 17 años su petición de pena de reclusión para 'El Rafi', por el delito de asesinato, y a dos años y siete meses por el de tenencia ilícita de armas, aunque también suma otros dos años más de cárcel por un delito de atentado, que presuntamente cometió al provocar importantes daños en los calabozos donde fue recluido provisionalmente, en Andújar (Jaén), localidad en la fue detenido por la Guardia Civil semanas después de la muerte de Reyes.

25 DELITOS

En aquel momento a R.H.C. se le imputaban más de 25 delitos, ya había detenido en ocho ocasiones y se encontraba en busca y captura por orden del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 8 de Córdoba, dictada el 24 de febrero de 2006, por quebrantamiento de condena, al no haber regresado al Centro Penitenciario de Alcolea, en la capital cordobesa, tras disfrutar un permiso penitenciario, desde el mes de diciembre de 2005.

Desde entonces, según denunció en su momento la familia de Reyes, 'El Rafi' había estado viviendo durante casi tres años en Bujalance, primero en casa de su madre y después en una cochera municipal que ocupó, sin que fuera detenido, aún sabiéndose que estaba allí y que era un prófugo.

Su última detención, tras el asesinato de Reyes, tuvo lugar el 28 de noviembre de 2008. Se le localizó en Andújar, donde se encontraba oculto después de haberse evadido de los agentes el 18 de noviembre, cuando, junto con otras cinco personas que también fueron detenidas, se encontraba en una casa aislada en el paraje San José de Escobar, en el término de Andújar.

Se intervinieron en aquella ocasión varias cajas conteniendo un total de tres kilos de marihuana, varias herramientas eléctricas, un revolver del calibre 22 municionado y dos cajas de la misma munición, y varias armas blancas, así como varios perros galgos de procedencia desconocida.

NUEVA FUGA

Pero 'El Rafi' volvió a escapar de la cárcel este mismo año 2010, en este caso del Centro Penitenciario Sevilla I. La fuga fue descubierta en el recuento realizado a las 7,45 horas del día 4 de febrero, cuando se comprobó que faltaban dos internos en el módulo siete de preventivos, Mohamed Larli, ciudadano de origen marroquí de 22 años, que cumplía una condena de tres años y seis meses de cárcel por robo con violencia, y R.H.C., que se encontraba en prisión preventiva por el asesinato de José Reyes, si bien también pesaba ya sobre él una condena de siete años y seis meses por robos.

No fue hasta el 25 de febrero de este año cuando ambos fueron detenidos en Lérida, junto a la prima de 'El Rafi', acusada de darles cobijo en su propio piso. Fueron agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña los que, sobre las 08,00 horas, entraron al inmueble, donde localizaron a Mohamed Larbi, que intentaba darse a la fuga por la terraza, mientras que 'El Rafi' saltó al balcón de la vivienda contigua antes que Mohamed, cerrando la persiana para asegurarse la fuga.

En la huida sustrajo de una vivienda un anorak y un gorro de lana, para disimular su aspecto, y se dirigió a una zona con mucha vegetación, conocida como 'La Mitjana', donde finalmente fue localizado alrededor de las 14,00 horas del mismo día entre unos matorrales, gracias a un amplio dispositivo compuesto por agentes de la Policía Nacional, de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Lleida.