26 de octubre de 2020
19 de septiembre de 2020

Los autónomos se reivindican en el congreso Magallanes como innovadores, pues "emprendimiento es resolver problemas"

Los autónomos se reivindican en el congreso Magallanes como innovadores, pues "emprendimiento es resolver problemas"
Mesa redonda de la secretaria general de UPTA-A, Inés Mazuela; la directora de Andalucía Emprende, Rosa Siles; la presidenta del Consejo Económico y Social de Sevilla, Milagro Martín; y la catedrática de Sistemas Informáticos por la US María José Escalona - MARÍA JOSÉ LÓPEZ/EUROPA PRESS

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Varios responsables de distintos ámbitos han reivindicado este sábado en el Congreso Internacional de Innovación Social V Centenario Magallanes-Elcano el papel de los autónomos en la innovación social, pues "un autónomo es un emprendedor" y "el emprendimiento no es solo tecnológico, es resolver problemas de las personas", en palabras de la directora gerente de Andalucía Emprende, Fundación Pública Andaluza, Rosa Siles.

Siles ha intervenido en una mesa redonda con la secretaria general en Andalucía de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Inés Mazuela; la catedrática de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Sevilla (US) María José Escalona; y la presidenta del Consejo Económico y Social de Sevilla, Milagro Martín.

En su intervención, la directora de Andalucía Emprende ha dicho que muchas veces se piensa que un autónomo no innova porque su experiencia deriva de una situación de paro y que se ve forzado a emprender porque no tiene otro camino, pero eso no es cierto. "Un autónomo es tan innovador como cualquier otro emprendedor, va escuchando los problemas de la gente y dándole responda", asegura.

A su juicio, muchas veces la "relación cercana" que tienen los autónomos con su barrio, ciudad y comercio "hace que esa chispa, esa condición de innovación realmente nazca comprometida con los demás", por lo que se convierte en social.

También ha resaltado que un autónomo "quizás sea de las personas en el mundo que genera más redes y círculos virtuosos de emprendimiento y de ayuda a la sociedad".

Por su parte, Mazuela ha ahondado en que este colectivo es "el más importante para la economía andaluza", que identifica a los barrios y ciudades, y socialmente asienta la población en el territorio, "función social importantísima".

No obstante, ha aportado algunos datos que le gustaría que fuera mejores, como la brecha de género que existe en la región, al decir que el 35,29% del total son mujeres. "Esto es así, pero también todos los años, poco a poco, van incrementándose el número de mujeres que se incorporan", ha agregado.

Otro dato nocivo es el de la "alta tasa de mortandad" de los negocios en sus primeros años de vida, que sitúa entre los tres y cuatro años, aspecto que considera que se debe atajar como problema social. En este punto, ha reivindicado el objetivo número ocho de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. "Son necesarios procesos de innovación social que vengan a cambiar el mundo en el que se desarrollan las actividades económicas y sociales", ha exigido.

"Cuando se ponen en marcha (los autónomos), ¿Existe un sistema financiero que apuesta de forma decidida? ¿Están nuestros autónomos protegidos antes las distintas contingencias?", ha cuestionado.

Mazuela también ha puesto como ejemplo de innovación social que desde el 1 de enero de 2019 los autónomos tienen protegidas las contingencias comunes por ley, eso sí, "una innovación parcial" que "ha venido a revolucionar el trabajo autónomo en su conjunto" a falta de solventar otros aspectos.

"El problema se encuentra en que a la hora de ejercitar esos derechos, los autónomos se encuentran en una situación precaria económicamente, incluso a veces de exclusión social. Todos hemos oído hablar de la brecha de las pensiones de los autónomos y los trabajadores", ha concluido la secretaria general andaluza de UPTA, que ha afirmado que el 80% y en algunos grupos de edad el 90% de los autónomos están acogidos a la base mínima de cotización, con la consecuencia que luego tendrá en sus pensiones.

AL EMPEZAR, "UN BUEN MATRIMONIO"

En relación a la "alta mortandad" de los negocios en sus primeros años ha hablado también la catedrática María José Escalona, quien ha hecho un paralelismo entre el hecho de que si a raíz del coronavirus muchos negocios han caído, también han terminado muchos matrimonios.

"¿Por qué? Porque a lo mejor no eran matrimonios adecuados, igual no se tomaron el tiempo suficiente... ¿Qué pasa? Cuando un autónomo empieza a trabajar tiene que buscarse un buen matrimonio", ha razonado, en relación a proveedores, gestoría, casero del local y otros aspectos. "Tenemos que ser capaces de buscarnos buenos socios para trabajar y, a partir de ahí, tener también la oportunidad de cambiar de socio cuando sea necesario", ha añadido.

En relación al mantra explicado por la directora de Andalucía Emprende de que el autónomo lo es para evitar el paro, la catedrática ha relatado su experiencia personal de que cuando acabo la carrera, rechazó trabajos para ser autónoma porque "así podía decidir" que oportunidad le gustaba más en cada momento y ver diferentes escenarios.

Como consejos, "tecnología es el camino, pero no es el fin; debemos aprender a colaborar; y tenemos que empezar a formar a nuestros niños desde chiquititos en todo lo que es la innovación social", ha finalizado.

PROBLEMAS "CAUSADOS POR LA INDUSTRIALIZACIÓN

Por otro lado, la presidenta del Consejo Económico y Social de Sevilla, Milagro Martín, ha afirmado que "la innovación social busca resolver los problemas causados por la industrialización" y que ejemplo de ello es que la superpoblación de algunas zonas, la despoblación de otras, la feroz competencia global o el cambio climático "se han convertido en grandes resto sociales".

En el contexto actual de pandemia, ha expuesto que muchas personas han propuesto soluciones rápidas y eficientes a problemas locales, acelerándose los procesos de innovación, y ahí es donde "los autónomos de nuevo surgen por su cercanía a los problemas y su capacidad rápida de respuesta".

A su juicio, la innovación social no requiere solo de emprendedores, autónomos o empresarios, sino que "demanda a medio plazo un cambio de actitud de la ciudadanía, dando solución a problemas sociales de forma sostenible y donde el valor generado se quede en la propia sociedad, con lo que se incrementará el valor de la sociedad". "Las personas deben situarse en el centro y ser el eje del concepto de innovación social", ha concluido.

Para leer más