20 de noviembre de 2019
21 de octubre de 2019

BBVA en Andalucía recorta su emisión de CO2 "en más de 830 toneladas desde 2015"

SEVILLA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

BBVA se suma un año más al Día Mundial del Ahorro de Energía, "afianzando su compromiso global de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 68 por ciento en el 2025" y después de haber recortado su emisión "en más de 830 toneladas desde 2015".

La entidad bancaria ha señalado en un comunicado que, desde que en 2015 se marcase el objetivo de lograr "la máxima eficiencia energética y el menor impacto medioambiental" en todos los edificios y oficinas a nivel global, sólo en España ha conseguido "evitar la emisión a la atmósfera de más de 12.000 toneladas de CO2".

En la red de oficinas y edificios territoriales, "este ahorro supone aproximadamente 5.000 toneladas de CO2", lo que equivale a 17,6 gigavatios hora. Esta reducción en Andalucía ha sido superior a 3.000.000 de kilovatios hora, según resalta BBVA.

BBVA ha explicado que "lleva varios años implementando medidas de ahorro en todos sus inmuebles pertenecientes a la red de oficinas y edificios territoriales en España, con el objetivo de mejorar su eficiencia energética".

Gracias a la naturaleza propia de los equipamientos, el uso de la inteligencia artificial y la adopción de algoritmos 'verdes', el banco, desde 2015, ha podido "evitar emisiones de gases de efecto invernadero equivalentes a lo que emite un barrio de unos 5.000 hogares, o lo mismo que tardan en consumir 2.500 árboles durante 50 años (un bosque del tamaño de nueve campos de fútbol)".

El ahorro energético, en la red de oficinas y edificios territoriales en España, según subraya BBVA, "ha ido aumentando de forma considerable a lo largo de este periodo". "Sólo en 2018 ha supuesto un ahorro de 6,2 gigavatios hora (un 6,2% del consumo de energía en ese año), equivalente a dejar de emitir en España 1.675 toneladas de CO2.

Para lograrlo, BBVA ha instalado un software de analítica energética (Internet de las cosas) para mejorar el control de las instalaciones en cuanto a climatización e iluminación, ha sustituido tecnología convencional por iluminación LED, ha optimizado el consumo en máquinas expendedoras y ha ajustado la producción de agua fría y caliente en función de la temperatura exterior.

El aprovechamiento de la luz natural, para evitar un uso innecesario de iluminación artificial y beneficiarse del enfriamiento de los edificios cuando las condiciones exteriores son favorables, son otras de las medidas adoptadas por el banco.

En 2018, la comunidad andaluza, gracias a los elementos de mejora implantados en todos sus edificios hace cuatro años, red de oficinas incluida, ha logrado alcanzar un ahorro de más de 1.200.000 kilovatios por hora, lo que supone un 9,4 por ciento menos con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de BBVA.

Para leer más