25 de febrero de 2021
20 de enero de 2021

La Cámara de Cuentas aprueba la norma para regular el teletrabajo de su personal

La Cámara de Cuentas aprueba la norma para regular el teletrabajo de su personal
Imagen de archivo de la sede de la Cámara de Cuentas. - CÁMARA DE CUENTAS - ARCHIVO

SEVILLA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Cámara de Cuentas ha aprobado la norma que regula el teletrabajo como una nueva forma de organización de la labor del personal de este organismo de fiscalización externa, a través del uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, y siempre que las necesidades del servicio lo permitan.

La disposición, que se ha negociado con los sindicatos, se estructura en cuatro capítulos y se compone de 27 artículos, dos disposiciones adicionales, dos disposiciones finales y cinco Anexos, según ha informado la Cámara de Cuentas por medio de una nota.

Esta modalidad de organización del trabajo se hará con carácter general, a tiempo parcial, con carácter voluntario y reversible, y no supondrá modificación alguna en materia de percepciones, cotizaciones sociales, carrera profesional, representación colectiva ni cualquier otro derecho salvo aquéllos que sean inherentes a la realización de la prestación del servicio de forma presencial.

La norma aprobada "se dicta de acuerdo con el principio de proporcionalidad, no supone restricción de derecho alguno y las obligaciones que impone a sus destinatarios son las indispensables para garantizar un procedimiento reglado y ordenado en la prestación de servicios en régimen de teletrabajo".

Entre las ventajas de esta modalidad de trabajo, según ha identificado la Cámara de Cuentas, incluye la mayor flexibilidad en la gestión de los tiempos de trabajo y los descansos; la conciliación de la vida laboral, personal y familiar; la reducción de costes en las oficinas y ahorro de costes en los desplazamientos; la productividad y racionalización de horarios.

La norma tiene en cuenta los posibles inconvenientes de esta forma de trabajo, ha sostenido la Cámara de Cuentas, entre los que ha identificado, "la protección de datos; brechas de seguridad; tecnoestrés; horario continuo, fatiga informática, conectividad digital permanente; mayor aislamiento laboral o una posible pérdida de la identidad corporativa".

"Se pretende conseguir un equilibrio entre el trabajo presencial y el teletrabajo, de manera que se puedan aprovechar las ventajas que este último reporta al empleado y a la Institución, evitando o minimizando con una adecuada regulación los posibles inconvenientes que aquél pueda conllevar", ha esgrimido la Cámara de Cuentas.