18 de octubre de 2019
6 de septiembre de 2018

CCOO denuncia la pérdida de 12.766 empleos en el sector financiero andaluz y el cierre de 2.550 oficinas en una década

CCOO denuncia la pérdida de 12.766 empleos en el sector financiero andaluz y el cierre de 2.550 oficinas en una década
PEXELS - ARCHIVO

SEVILLA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO ha denunciado este jueves la pérdida de 12.766 puestos de trabajo en el sector financiero andaluz, lo que supone el 34,19 por ciento de los trabajadores, así como el cierre de 2.550 oficinas bancarias, que representa el 36,38 por ciento de la red existente, en los últimos diez años.

En un comunicado, el sindicato ha condenado el "desmantelamiento" del sistema financiero español, que ha perdido 18.342 oficinas, lo que supone un 40,17 por ciento de la red que tenía en diciembre de 2008. Además, ha criticado el "duro proceso de reestructuración" que ha provocado la salida del 30,79 por ciento de la plantilla, la disminución de la competencia por la concentración de entidades y la exclusión financiera de la población a consecuencia del "cierre masivo de oficinas bancarias".

En concreto, en Andalucía se ha perdido el 36,38 por ciento de la red comercial en este sector, lo que supone el cierre de 2.550 oficinas de las 47 entidades financieras de la comunidad. Según CCOO, estas cifras suponen el 13,9 por ciento del total nacional, a pesar de que el peso de la red andaluza sobre la red estatal se ha incrementado "ligeramente".

En este sentido, el sindicato detalla que en diciembre de 2016 Andalucía contaba con 4.572 oficinas bancarias, mientras que a finales de 2017 estas se redujeron a 4.460, lo que significa que se cerraron 112 oficinas. "Estos cierres han supuesto pérdida de empleo y falta de atención a la clientela en localidades en las que se está produciendo una progresiva exclusión financiera que provocará más desigualdad", han lamentado.

En cuanto al empleo, Andalucía ha perdido 12.766 puestos de trabajo desde 2008, lo que supone una merma del 34,19 por ciento del empleo directo que tenían las entidades financieras a principios de dicho año. Según el sindicato, a ello se une un "empeoramiento" de las condiciones laborales de la plantilla, con "prolongaciones" de jornadas por el incremento de las cargas de trabajo y una "inaguantable" presión comercial.

Por ello, CCOOO ha dejado claro que seguirá denunciando el fraude que supone a la Seguridad Social, a la Hacienda Pública y a la sociedad "los millones de horas extras sin remunerar" que se hacen en el sector financiero ante la opinión pública, las Inspecciones de Trabajo y los tribunales internacionales.

"Esperamos que el Tribunal de Justicia de la Unión Eurepea (TJUE) se pronuncie a favor de la obligatoriedad para que las empresas lleven un registro diario de la jornada laboral, mientras seguiremos insistiendo en la modificación de la ley para demostrar la realización de horas extras sin remunerar", han concluido.