28 de enero de 2020
6 de junio de 2018

CCOO pide medidas de discriminación positiva al empresario de Lucena que no pagó atrasos a trabajadoras

CCOO pide medidas de discriminación positiva al empresario de Lucena que no pagó atrasos a trabajadoras
EUROPA PRESS/ARCHIVO

GRANADA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha pedido a la empresa Aceites y Energía Santamaría, S.L., de Lucena (Córdoba), a la que el sindicato denunció por una presunta discriminación por razón de género al "no abonar a sus trabajadoras los atrasos devenidos de la firma del convenio de industrias del aceite de la provincia de Córdoba", mientras que "sí lo ha hecho" con sus empleados masculinos, que introduzca medidas de "acción positiva" para garantizar la igualdad.

En declaraciones a los periodistas en Granada, Nuria López ha explicado que "hay que evitar las discriminaciones que se producen en el seno de las empresas" y, que desde el sindicato, están "abiertos al diálogo", una vez que se solvente el pago de los atrasos.

López ha instado, en este sentido, a la empresa a que, una vez que "reconduzca la situación", en el próximo convenio incluya "medidas" para "mejorar la participación de las mujeres", así como sus categorías profesionales, entre otras.

La responsable autonómica de CCOO ha realizado estas declaraciones en presencia del secretario de Protección Social de CCOO, Carlos Bravo; y el secretario provincial del sindicato, Ricardo Flores, con quienes ha dado una rueda de prensa sobre la situación actual del sistema público de pensiones y las propuestas de CCOO para su sostenibilidad antes de un encuentro con afiliados.

"Si la empresa muestra voluntad dialogadora y las trabajadoras se sienten que los derechos están garantizados", el sindicato aboga por seguir avanzando en "convenios colectivos que permitan que la vida en los centros de trabajo sean estables y duraderas y con respeto a la igualdad", ha explicado Nuria López.

CCOO señaló en su denuncia que el argumento de la empresa para los impagos fue la redacción del convenio laboral del sector del aceite. La excusa de Aceitas y Energía Santamaría es que en el escrito que marca las condiciones laborales del gremio viene escrito 'trabajadores' y no 'trabajadoras' a la hora de retribuir a sus empleados. La polémica decisión de la empresa afecta a las tres mujeres de la plantilla, que llevan seis meses esperando por el pago de los atrasos del nuevo convenio.

La secretaria de Mujer de CCOO de Córdoba, Mar Ávalos, explicó en un comunicado que en diciembre de 2017 se firmó el nuevo convenio colectivo de industrias del aceite con una vigencia de enero de 2015 a diciembre de 2019 y ha detallado que a efectos económicos las subidas salariales comenzaban en 2017.

Así, CCOO señaló que el convenio establecía para el año 2017 "un incremento salarial del 1,5 por ciento a cobrar con efecto retroactivo desde el 1 de enero de dicho año". Dichos atrasos debían ser abonados en el mes siguiente a la publicación del convenio en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y, de hecho, "los trabajadores de la empresa recibieron dichos atrasos mientras que las mujeres hasta la fecha no han cobrado dichos atrasos".

Para leer más