7 de abril de 2020
4 de octubre de 2014

Los colectivos de parcelas volverán a solicitar reuniones con políticos para buscar soluciones "viables" a viviendas

CÓRDOBA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Andaluza por la Legalización Urbanística (CALU) va a continuar solicitando reuniones y encuentros, tanto con los responsables políticos "a todos los niveles", como con los técnicos competentes, para "demostrar su actitud dialogante, siempre dispuesta a colaborar en la búsqueda de encuentros y soluciones viables a este complejo problema".

Así lo ha acordado CALU, según ha informado en un comunicado, por "unanimidad" en su cuarta reunión, que se ha celebrado este sábado en el Hotel Averroes de Córdoba, asistiendo a dicha reunión los colectivos que aglutinan a un 80 por ciento del territorio de Andalucía, entre los cuales se encuentran los principales colectivos representativos de los afectados.

A su juicio, la reunión ha resultado "muy positiva" por el nivel de participación "activa, compromiso y aportación de ideas alternativas" a la problemática "caótica" que afecta a miles de familias andaluzas.

En el marco de este encuentro, todos los asistentes han estado de acuerdo en que sigue siendo necesario "un trabajo continuo para unificar criterios, aunar esfuerzos e invitar a la participación social de todos los afectados, a través de los colectivos que los representan, para poder llevar a cabo todas y cada una de las acciones vecinales que sean necesarias".

El único punto del Orden del Día ha sido el estudio de la modificación de la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA) en algunos artículos significativos, como el 175, 185 y otros.

Entre los temas tratados, destacan el pago de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), "a pesar de no tener o recibir servicios básicos"; la figura de Asimilado a Fuera de Ordenación (AFO), que "no sólo no soluciona el problema existente, sino que puede llegar a agravarlo, ya que en caso de catástrofes naturales se agotaría la vida útil de la vivienda"; así como se ha hablado de "la necesaria dignificación de las viviendas y, por tanto, de sus ocupantes, ya sea a través de esa aportación de servicios básicos o, según el criterio de los asistentes, con la necesaria modificación de aspectos concretos de la actual LOUA".

La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir (Apaig) y demás colectivos integrantes de la CALU ya manifestaron el pasado 18 de septiembre que celebraban con "alegría", pero con "cautela" las palabras de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de proponer al Parlamento una modificación normativa de la LOUA. Esto posibilitaría la regularización de viviendas que se encuentran en un "limbo jurídico" porque ha prescrito el plazo para restituir la legalidad tras ser construidas en suelo no urbanizable.

Para leer más