14 de agosto de 2020
5 de julio de 2010

La comisión sobre la gestión del Centro de Congresos se da tres meses prorrogables para cerrar una propuesta

CÓRDOBA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La denominada Comisión de Estudio para la Gestión del Centro de Congresos de Córdoba del Ayuntamiento de Córdoba, integrada por los tres grupos municipales (IU, PSOE y PP) y por una subcomisión técnica, se constituyó este lunes y se da tres meses, que pueden ser prorrogables, para cerrar una propuesta de modelo de gestión, que habrá de refrendar el Pleno del Consistorio.

Así lo anunció a los periodistas el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), quien detalló que la comisión habrá de "elegir una de las diferentes fórmulas que la Ley establece para la gestión de equipamientos públicos", es decir, que sea pública, privada o mixta. También tendrá la comisión que "completar un complejo estudio de viabilidad, en cuanto a la gestión" del Centro de Congresos.

En cualquier caso, Ocaña dijo que "hay que poner énfasis en ser coherentes, pues antes, cuando se planteo que la gestión fuese externa era porque la construcción (del Centro Congresos) corría a cargo de quien después iba a gestionar", aunque la adjudicataria entonces del proyecto no logró financiación suficiente y se retiró. El Consistorio le compró el proyecto, lo modificó y ahora lo ejecutará, en cuanto cierre su financiación, vía convenios con la Administración central y la autonómica, de modo que, "al ser ahora toda inversión pública, lo lógico es que la gestión sea pública".

Sin embargo, el alcalde puntualizó que habrá que esperar a saber si el resultado del referido estudio de viabilidad sobre la gestión, "en cuanto a todas las posibilidades que ofrece, concluye en un equilibrio económico de ese equipamiento", para, "a partir de ahí, tomar la decisión, porque ese es el objetivo de la comisión, pero, de partida, la apuesta (del gobierno municipal) es que sea una gestión pública", aunque "habrá que esperar a los estudios y trabajos de la comisión, para valorar todas las posibilidades y concluir cuál es la más idónea".

En definitiva, "cuando la comisión estudie los flujos de ingresos y los gastos que es imprescindible contemplar para que el Centro de Congresos esté abierto y operativo, se verá si hay desequilibrio y cómo se cubre, mientras que, si no lo hay, será sencillamente un equipamiento que se sostiene (económicamente) por si mismo", no teniendo sentido establecer "a priori", según subrayó, que el Centro de Congresos será deficitario.

POSTURA DEL PP

Por su parte, el concejal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba Luis Martín dijo a los periodistas que no se entiende el planteamiento del gobierno municipal (IU y PSOE) de que, al margen de lo que determinen la comisión política y la subcomisión técnica sobre la gestión del Centro de Congresos, "también se tengan reuniones con los sectores relacionados con el turismo de congresos, además de con la Orquesta de Córdoba", ya que ésta última tendrá su auditorio en el nuevo equipamiento, cuando se supone que "esas cuestiones ya estarían debatidas para la posible gestión del Palacio de Congresos".

Al margen de ello, la comisión, "si se quiere que trabaje con seriedad y rigor", debe "valorar el equilibrio financiero en el estudio de la gestión, si es privada o pública, de modo que la gestión sea sostenible económicamente" y, en todo caso, debe aclararse "en qué repercutirá el posible déficit de la gestión pública en las arcas municipales".

En definitiva, según Martín, "la construcción y la gestión del Palacio de Congresos no pueden hipotecar el futuro de la ciudad de Córdoba o ralentizar todas las inversiones previstas y necesarias" para la capital cordobesa, siendo indispensable que se consiga "el equilibrio financiero" en la gestión, pues "tener abierto el Palacio de Congresos no cuesta menos de nueve millones de euros al año".