7 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

Las cooperativas andaluzas crecen pese a la crisis por el Covid-19 y recibirán de la Junta nuevas líneas de apoyo

Las cooperativas andaluzas crecen pese a la crisis por el Covid-19 y recibirán de la Junta nuevas líneas de apoyo
Manipulado de naranjas en una cooperativa - COOPERATIVAS AGRO-ALIMENTARIAS DE ANDALUCÍA

   Información patrocinada por la Junta de Andalucía

   SEVILLA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Andalucía está trabajando en la elaboración de nuevas ayudas directas dirigidas a cooperativas y sociedades laborales que incidan en profundizar en el acceso a la asistencia técnica y que les permita mejorar y consolidar sus estructuras de organización y gestión, teniendo en cuenta que en la comunidad autónoma, en lo que va de año 2020, se han creado 162 cooperativas, 62 de ellas durante los meses en que se ha decretado el estado de alarma por la pandemia del Covid-19, mientras que once han sido liquidadas.

   De esta manera, incluso en el momento actual, de paralización de plazos administrativos y de todo un país, el movimiento cooperativo ha estado activo. Hay que tener en cuenta, además, que el año 2019 cerró tras la constitución en Andalucía de 552 cooperativas y la liquidación de 42.

   La Junta de Andalucía destaca la labor solidaria de las cooperativas, que durante la pandemia se ha incrementado notablemente, de forma que cooperativas y otras empresas de economía social han ayudado con donaciones u otras acciones solidarias a médicos, residencias, personas en riesgo de exclusión u otros trabajadores de la pandemia.

   Grandes grupos cooperativos han hecho importantes donaciones de productos agroalimentarios y de material durante el confinamiento, y el sector de la economía social ha sido, por lo tanto, fundamental para el conjunto de la sociedad en el sector agroalimentario y en la asistencia social de las personas más vulnerables.

   Para el Gobierno andaluz, la economía social representa un ejemplo en la apuesta por el trabajo en común, y son sinónimo de implicación de trabajadores y proyecto empresarial en la mejora de las relaciones laborales, a la vez que de innovación, adaptabilidad y presencia en la sociedad.

   Es un sector acostumbrado a la adaptación constante, a la transformación tecnológica y a la búsqueda de nuevos clientes en cualquier lugar del mundo.

   La importancia del cooperativismo en el tejido social y económico de Andalucía, además, es muy relevante, ya que el sector representa un 10% del PIB andaluz, y hay al menos una cooperativa en el 80% de los municipios de la comunidad.

   Además, en el aspecto cualitivativo hay que tener en cuenta que las empresas de economía social en Andalucía tienen niveles de empleo más elevados que la media, siendo este empleo más igualitario entre hombres y mujeres, con mayor presencia de jóvenes, más estable y con mayor orientación al sector industrial.

   Según el informe del primer trimestre emitido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, Andalucía cuenta con 5.341 empresas de economía social y aporta 81.732 del total de 357.927 trabajadores en España, es decir un 22,8%. Dicho de otra manera, una de cada cinco personas trabajadoras socias en economía social en España es andaluza.

INCENTIVOS

   El sector de los frutos rojos merece una mención especial por el desarrollo de la campaña durante el estado de alarma. Con alrededor de 125.000 trabajadores movilizados, las cooperativas del sector fueron un elemento esencial para el mantenimiento del empleo, y alcanzó un nuevo récord en exportaciones, con 475 millones de euros vendidos en el primer trimestre de 2020, su máximo histórico para los tres primeros meses de un año desde que existen registros homologables.

   Durante el estado de alarma, Andalucía ha aprobado incentivos destinados a favorecer, a través de ayudas públicas, la financiación de los gastos de funcionamiento, organización y gestión de las principales entidades asociativas del sector, con objeto de mejorar el posicionamiento y la representatividad de la economía social andaluza, un objetivo para el que se destina este año 1,6 millón de euros.

   Además, Andalucía ha acordado una flexibilización del Fondo de Formación y Sostenibilidad, y ha elaborado nuevas ayudas directas dirigidas a sociedades cooperativas y sociedades laborales que incidan en profundizar en el acceso a la asistencia técnica que les permita mejorar y consolidar sus estructuras de organización y gestión; promover la ampliación de la dimensión de los proyectos cooperativos para mejorar su competitividad y valor añadido; y apoyar la modernización y mejora de la competitividad y productividad de estas empresas a través del apoyo a la contratación de servicios avanzados para la transformación digital.

COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS

   Andalucía cuenta con 660 cooperativas agroalimentarias, lo que supone el 22,4% del total de cooperativas españolas. Estas cooperativas facturan el 38% de toda la facturación de cooperativas agroalimentarias del país. Es una cantidad muy superior a la segunda posición, que la ocupa la comunidad valenciana, con el 9,5% del total de facturación cooperativa de España.

   Las cooperativas agroalimentarias andaluzas cuentan con 285.700 socios, representan el 8% del PIB andaluz y el 10% del empleo. En 2018, facturaron más de 9.400 millones de euros.

   Los principales productos agroalimentarios vendidos por Andalucía en el mercado internacional son las hortalizas, con 3.121 millones exportados en 2019, el 27,9% del total y un crecimiento del 8,7% respecto a 2018; las frutas, con ventas por 2.414 millones, el 21,6% y con un aumento del 5,4%; el aceite de oliva, con 2.382 millones, el 21,3%; las conservas hortofrutícolas, con 803 millones, el 7,2% y una subida del 8,1%; y los pescados y mariscos, con 281 millones, el 2,5% del total.

   Destacan además las ventas de cereales y productos de la molinería, con 275 millones (2,5%) y una subida del 23,6%; carnes y despojos congelados, con 233 millones (2,3%) y un incremento del 66%; otras grasas y aceites, con 210 millones (1,9%); y frutos secos, con 156 millones (1,4%) y un aumento del 16% respecto a 2018.

   Europa es el principal destino de las ventas agroalimentarias de Andalucía, aunque se producen en 2019 importantes crecimientos en las exportaciones a mercados no comunitarios como Estados Unidos y China, que aportan diversificación a la factura exterior del sector.

   El primer mercado del agro andaluz en el mundo es Alemania, con 1.811 millones, el 16,2% del total y un incremento del 5,2% respecto a 2018; seguido de Francia, con 1.413 millones, el 12,6%; e Italia, con 1.261 millones, el 11,3% y un aumento del 12,5%. Le sigue, en cuarto lugar, Reino Unido, con 1.030 millones, el 9,2%, que mantiene la cifra de 2018; y, en quinto, Portugal, con 815 millones, el 7,3% del total.

   Su primer mercado extracomunitario y séptimo mundial es Estados Unidos, al que Andalucía vendió alimentos y bebidas en 2019 por valor de 740 millones (6,6%), un 9,1% más que en 2018; al que le sigue China, que es el mercado que más crece de los 20 primeros, con un incremento de las ventas del 64% hasta los 274 millones de euros.

   Las exportaciones agroalimentarias aportan más de 1.000 millones al mes a la economía andaluza --si bien no todas las exportadoras son cooperativas--, y 14 de las 20 cooperativas españolas que más exportan son andaluzas.

Contador

Lo más leído en Andalucía