30 de marzo de 2020
18 de agosto de 2008

Córdoba.- Asaja dice que la Junta "engaña" a los agricultores y ganaderos con "ayudas inviables" sobre la ZEPA

CÓRDOBA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria Asaja afirmó hoy que la Junta de Andalucía engaña a los agricultores y ganaderos cordobeses con ayudas inviables a los afectados por la declaración de Zona de Especial Protección de Aves Esteparias (ZEPA) en la comarca del Guadiato.

En un comunicado, Asaja manifestó que "la única ayuda específica prevista es la futura línea agroambiental contemplada en el PDR Andaluz, que se denomina Sistemas Agrarios de Especial Interés para las poblaciones de aves esteparias y que será para sólo 6.000 hectáreas en toda Andalucía durante 2007-2013, mientras que sólo entre la ZEPA del Guadiato y la de Sevilla hay unas 70.000 hectáreas".

Desde su punto de vista, "también engaña la Junta cuando no dice que el Plan Técnico de Gestión Integrada es una nueva obligación que impone a los agricultores y ganaderos, sin la cual no podrán realizar muchas de las actuaciones que vienen realizando hasta ahora, y que además conlleva un importante coste económico su realización". Aspecto que consideran "una absoluta tomadura de pelo", por lo que convocará movilizaciones a partir de septiembre si la Junta no corrige "esta absurda imposición al Guadiato".

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó en su reunión del martes 29 de julio el decreto por el que declara una ZEPA en la zona del Guadiato. Por la información que conoce Asaja, "lamentablemente, este decreto irá al BOJA sin haber atendido las peticiones de los afectados, sin definir ayudas reales para los mismos y sin cumplir los compromisos que adquirió la Junta en las reuniones con los afectados".

La extensión propuesta que abarcaría la ZEPA será la más grande de la Unión Europea en referencia al número de aves a proteger, ya que según la propia Junta hay unas 80 avutardas y con una población en creciente aumento.

Asaja recordó que tras la alegaciones presentadas y las reuniones mantenidas en los últimos meses se acordó con la Junta que las limitaciones al ejercicio de la actividad agraria se limitara a unas 4.000 hectáreas, "cuestión que no va a ser así, ya que esa zona será superior a las 12.000 hectáreas".