25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 5 de agosto de 2008

    Córdoba.- Sucesos.- Desarticulada una red con 2.500 gramos de hachís dedicada a la introducción y venta de droga

    CÓRDOBA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional de Córdoba en colaboración con la Udyco adscrita a la comisaría de Algeciras (Cádiz), dentro del marco de la denominada operación 'Encina', han desarticulado una red dedicada a la introducción y venta de hachís en Córdoba a la que se le intervino 2.500 gramos de droga que sus integrantes portaban en el interior de su organismo.

    Según informó la Policía en un comunicado, se ha detenido a cuatro personas, de entre 22 y 43 años por presunto delito de tráfico de estupefacientes, a los que se les intervino además un vehículo, 390 euros y útiles para el tráfico de sustancias estupefacientes.

    Estas detenciones se produjeron tras varios meses de investigación por tenerse información que apuntaba a que una serie de personas afincadas en la provincia de Córdoba se estaban dedicando a introducir sustancia estupefaciente, en concreto hachís, procedente de Marruecos.

    Para ello, utilizaban el procedimiento de ocultar gran cantidad de droga en el intestino y así evitaban su detección en los controles policiales. Los encargados de introducir el hachís, comúnmente llamados 'muleros' o 'culeros', recibían una cierta cantidad de dinero por hacer de 'correo', a los que también se les abonaba el importe de los viajes.

    El hachís es tragado en porciones llamadas 'bellotas' o 'dátiles', forradas con material plástico, para posteriormente ser expulsadas por el recto. Este sistema es muy peligroso, ya que la ruptura del envoltorio puede conducir en ocasiones a la muerte por intoxicación.

    Al tener conocimiento los agentes pertenecientes al Grupo de Estupefacientes de Córdoba, que los investigados iban a regresar procedentes de Marruecos, se estableció un dispositivo en colaboración con agentes de Udyco-Algeciras (Cádiz) para localizar el vehículo en el que viajaban, siendo interceptados en las proximidades del puerto de esta localidad.

    Se procedió a su detención, siendo trasladados a un hospital de esa localidad, para que recibieran asistencia médica a fin de que expulsaran la sustancia que portaban en su organismo con las debidas garantías para su integridad física.

    Se intervino un total de 2.500 gramos de hachís los cuales se hallaban distribuidos en unas 217 bellotas, que los detenidos portaban en el interior de su organismo. La venta de esta sustancia en el mercado ilícito hubiera supuesto un beneficio de unos 12.000 euros. Los detenidos contaban con detenciones anteriores, teniendo uno de ellos más de seis antecedentes policiales por distintas causas.

    Con la documentación incautada y otros indicios en poder de la Policía, se continúan las investigaciones, por lo que no se descartan nuevas detenciones.