19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 14 de marzo de 2008

    Córdoba.- Sucesos.- La Policía detiene a dos primos hermanos que regentaban un club de alterne

    CÓRDOBA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Córdoba han detenido y puesto a disposición judicial a dos primos hermanos, que regentaban un club de alterne en Córdoba capital, como presuntos autores de delitos relativos a la prostitución y contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

    Según informó la Policía Nacional en un comunicado, la operación policial, que dio comienzo a mediados del pasado mes de enero, ha permitido detener a José B.C., de 22 años, y a David B.C., de 25 años, ambos primos hermanos y responsables del citado club.

    Los dos detenidos habían establecido unas peculiares formas de actuar para las mujeres que se hallaban el mismo, como obligarlas a bajar a la sala del bar a una hora determinada, e incluso habían establecido un sistema de sanciones si las mujeres incumplían el horario que se les había impuesto desde la dirección de club.

    Así, por el mero hecho de que estas mujeres acudiesen al local con el fin de prostituirse, debían abonar una cantidad diaria y, desde ese mismo momento, se encontraban sujetas al régimen sancionador establecido, que incluía multas económicas si llegaban mas tarde de las 18.00 horas o si abandonaban el establecimiento en periodo de "trabajo", es decir, entre las 18.00 y las 05.00 horas.

    Al margen de esta cuestión, los funcionarios encargados de las investigaciones pudieron también determinar que durante las horas diarias que las mujeres estaban obligadas a permanecer en el club (sobre once horas seguidas), los responsables del mismo les prohibían subir a las habitaciones a descansar, ya que únicamente les tenían permitido hacerlo si iban acompañadas de clientes.

    Las investigaciones policiales también han permitido averiguar la fórmula utilizada para la captación de mujeres, las cuales eran traídas desde sus países de origen facilitándoles el importe necesario para pagar el viaje. Ya una vez en España dicho importe generaba a cada una de las mujeres una elevada deuda superior al importe del viaje, con la que los ahora detenidos condicionaban la estancia de las mismas en su club, asegurándose su permanencia hasta que dicha deuda fuera pagada en su totalidad.