15 de septiembre de 2019
9 de mayo de 2009

Covap considera una medida "desproporcionada" y cree que no hay razón sanitaria en el veto de Rusia

CÓRDOBA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El director general de Covap, Miguel Ángel Díaz Yubero, calificó hoy de medida "desproporcionada" y estimó que "no hay razón sanitaria" en la decisión de las autoridades rusas de prohibir importaciones de carne de cerdo y productos derivados procedentes de España.

En declaraciones a Europa Press, Díaz Yubero hizo estas afirmaciones en cuanto al veto de Rusia por el brote de gripe A/H1N1, también denominada nueva gripe, que aunque ya ha decidido que todos los productos elaborados antes del día 2 mayo pueden entrar "libremente" en Rusia, los elaborados después de esta fecha se irán incorporando "de forma paulatina".

Para el director general de la cooperativa agroganadera, "no hay ningún riesgo y se está hablando de un tema muy sensible a la opinión pública, sin ninguna base científica y sin ninguna razón".

Desde su punto de vista, "todo esto puede producir, a parte de las alteraciones en el mercado y en el comercio internacional, distorsiones de todo tipo, con lo cual es una mala noticia para un sector, como el porcino español, que vive en gran parte de la exportación".

Aunque Covap no tiene ninguna línea de negocio con Rusia, le preocupa la situación porque puede afectarle en cuanto a las derivaciones que pueda suponer, si bien confirmó que no han tenido ninguna reducción de consumo, ni anulaciones de pedidos.

Según anunció el pasado jueves el director general de Recursos Agrícolas y Ganaderos, Carlos Escribano, el Gobierno ruso levantará "de forma paulatina" la prohibición de las importaciones de carne de cerdo y productos derivados procedentes de España que había impuesto.

En concreto, todos los productos elaborados antes del día 2 mayo pueden entrar "libremente" en Rusia, mientras que para los elaborados después de esta fecha se irán incorporando "de forma paulatina" las diferentes áreas del territorio español.

España ha propuesto que este proceso se desarrolle por provincias, lo que ha sido aceptado por las autoridades rusas. Según explicó Escribano, "las áreas donde quedan casos de gripe en personas se irán liberando de forma paulatina a medida que vaya disminuyendo o estabilizándose la incidencia de la enfermedad".

"Con estas medidas podemos decir que el comercio de productos de porcino entre España y Rusia queda completamente liberalizado, aunque tendremos que aguantar unos días para que la solución sea total", concluyó el director general del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

El servicio federal de supervisión veterinaria y fitosanitaria de Rusia (Rosselkhoznadzor) anunció las restricciones a las importaciones de porcino español el pasado lunes, como consecuencia del brote de gripe A(H1N1).