15 de octubre de 2019
21 de julio de 2014

CSIF alerta de una pérdida del 10,4% de trabajadores públicos en la provincia desde 2009

JAÉN, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CSIF ha alertado este lunes de la "destrucción de empleo dependiente de las administraciones públicas" que se ha registrado en los últimos años, y que en la provincia se ha traducido en una "merma del 10,4 por ciento" del número de estos empleados desde el pasado año 2009.

Así lo ha señalado el sindicato citando el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, editado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que refleja que "la provincia tenía un total de 35.153 trabajadores públicos el 1 de enero de 2014", lo que supone "4.070 menos que en la misma fecha de 2009".

Para el presidente provincial de CSIF Jaén, Joaquín Álvarez, esta pérdida de empleo es "un recorte añadido a los empleados públicos, que además de recortes salariales, de derechos como acción social y aumento de jornada, se les aumenta la carga de trabajo al perder número de efectivos", pese a lo cual "continúan con su mismo compromiso, esfuerzo, dedicación y profesionalidad", según ha apostillado.

Aunque "en los últimos años todas las administraciones públicas han destruido puestos de trabajo", para CSIF resulta "especialmente preocupante la pérdida de empleo dependiente de la Junta de Andalucía", que "ha reducido en los últimos cinco años 2.722 empleos", de los que "el 58 por ciento" pertenece "a los sectores de sanidad y enseñanza".

Según los datos difundidos por CSIF, la provincia cuenta a enero de 2014 con 7.257 trabajadores en sanidad, 9.398 docentes no universitarios, 1.413 docentes universitarios y 495 empleados en el sector de la Justicia, área en la que se ha producido una "pérdida de 130 trabajadores en cinco años", lo que "supone más de un 20 por ciento de pérdida en la plantilla".

Según el citado Boletín de Hacienda, "el personal dependiente del Estado que desarrolla sus funciones en Jaén se ha reducido en 299 desde 2009", lo que supone una caída "del 6,8 por ciento", mientras que "la Administración local ha visto una merma de 950 trabajadores menos en ese mismo periodo de tiempo", de forma que en los ayuntamientos hay actualmente "9.624 trabajadores" pertenecientes a los mismos.

Según CSIF, "todas estas cifras se traducen en un retraso en la calidad los servicios públicos y en el número de empleados públicos" del que los ciudadanos son "los principales perjudicados", al ver "el aumento de las ratios de los colegios, la masificación de las listas de espera sanitarias o la demora en Justicia".

Además, "estos recortes complican mucho el mantenimiento del Estado de Bienestar" según apostilla el sindicato, para el que "tanto la pérdida de calidad de los servicios públicos como la precariedad laboral creciente que sufren los trabajadores deberían ser la causa para retirar la tasa de reposición impuesta del diez por ciento por el Gobierno central, dejar de contratar al 50 y al 75 por ciento en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) o llevar a cabo los concursos de traslados del personal docente".

Para leer más