CSIF y ANPE, a la cabeza de la representación sindical en la enseñanza pública andaluza tras las elecciones del martes

5 de diciembre de 2018

SEVILLA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CSIF-A, con 103 delegados, y ANPE, con 67, se sitúan a la cabeza de la representación sindical en la enseñanza pública andaluza tras las elecciones que se han llevado a cabo este martes, y en las que también han obtenido representantes Ustea (63), CCOO (58), CGT (29), UGT (27) y APIA (17), así como otros ocho delegados procedentes de otras centrales (DxP en Almería, SIEP en Córdoba, SIAM en Málaga y Piensa en Sevilla), hasta completar los 372 que se votaban.

En concreto, CSIF Andalucía ha ganado por tercera vez consecutiva las elecciones sindicales en la enseñanza pública andaluza, obteniendo ocho delegados más que en 2014 y doce más que en 2010. Así, el sector de Educación de CSIF-A ha mejorado en un punto su representatividad de hace cuatro años, subiendo en cuatro delegados en Córdoba (de 15 a 19), un delegado en Jaén (de 13 a 14), dos en Almería (de 7 a 9), uno en Málaga (de 10 a 11), dos en Sevilla (de 14 a 16) y manteniéndose con 17 en Granada y con ocho en Huelva, siendo la primera fuerza en cinco provincias y segunda en otras dos.

El sindicato ha informado en un comunicado de que, como ya sucedió en 2010 y en 2014, CSIF-A ha sido la fuerza sindical más respaldada por el profesorado andaluz, aumentando de esa forma su ventaja respecto al resto de sindicatos.

Si en los comicios de 2010 y en los de 2014 las listas de CSIF fueron las más respaldas por los docentes andaluces, el sector de Educación ha subido en ocho delegados respecto a 2014 (de 95 a 103), con un 27,7 por ciento de representatividad --tenía un 26,4--. En concreto, CSIF sumó 103 delegados de los 372 que se ponían en juego en las 585 mesas de toda Andalucía, a las que estaban citados más de 104.000 docentes.

Por otra parte, ANPE ha indicado en una nota que el resultado de las elecciones del profesorado de la enseñanza pública no universitaria en Andalucía consolida la presencia del sindicato en la Mesa Sectorial de Educación --de la que se puede formar parte si se alcanza al menos el 10 por ciento de representación--, aumentando "sustancialmente" su número de delegados en las ocho Juntas de Personal provinciales.

"Nuestra alegría es doble además, ya que a nivel estatal, los resultados de la jornada nos colocan como primera fuerza sindical del sector", sostiene ANPE, que agradece al conjunto de los docentes este resultado y muy especialmente a sus afiliados y simpatizantes, "por su esfuerzo y activa participación en este proceso como candidatos, interventores o simplemente votantes".

El respaldo obtenido demuestra "un enorme reconocimiento del profesorado andaluz hacia ANPE y el sindicalismo profesional e independiente que esta organización encarna". El electorado, sostiene, "ha sabido apreciar, nuevamente, nuestro ineludible compromiso con la educación pública al margen de cualquier servidumbre política".

Con todo, y a pesar de que la participación ha sido mayor que en los comicios de 2014, ANPE lamenta los "elevados" índices de abstención, "fruto de las dificultades para el ejercicio del derecho al sufragio, derivadas del sistema de votación, así como de la desmovilización de una parte del profesorado al que trataremos de seguir convenciendo con nuestro trabajo diario".

"GIRO A LA DERECHA" DEL SINDICALISMO

De su lado, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO-A, Diego Molina, destaca en un comunicado el hecho de que el sindicalismo corporativo haya obtenido la mayoría en Andalucía, "lo que viene a evidenciar el giro a la derecha que está tomando la política y también el sindicalismo, en este caso entre el profesorado andaluz".

Así, Molina señala que, "sin ser complacientes, ha de ponerse en valor los resultados obtenidos por CCOO puesto que hemos crecido en número de votos y en representación, convirtiéndonos en la fuerza sindical de izquierdas que, con representación en la Mesa Sectorial de Educación, más ha incrementado su representación".

Este hecho, según Molina, evidencia que "el sindicalismo de clase y comprometido socialmente con la educación y con los trabajadores de la Enseñanza que representa CCOO ilusiona al profesorado".

Así, desde CCOO se indica que, de 5.417 votos obtenidos en 2014, en estas elecciones se ha pasado a 7.636, unas cifras que suponen incrementar los anteriores delegados de 54 a 58. "Hemos de agradecer al profesorado que ha confiado en CCOO su voto, seguiremos trabajando con fuerza por la mejora de la educación y de las condiciones laborales del profesorado", apostilla el responsable sindical.

Igualmente, CCOO destaca que en número globales y en lo que respecta a España, CCOO no solo gana las elecciones sindicales del profesorado de la enseñanza pública, sino que mejora sus resultados. No obstante, Molina se muestra preocupado por el hecho de que, ante el previsible nuevo gobierno andaluz de derechas y con una más que posible participación de la ultraderecha, "el sindicalismo mayoritario entre el profesorado lo sea del mismo color ideológico".

Con los resultados obtenidos, CCOO queda en la Mesa Sectorial de Educación como "la única fuerza sindical sociopolítica y de clase, un hecho que sabremos utilizar para exigir la mejora de la educación pública andaluza y de las condiciones laborales del profesorado", ha concluido Molina.

Contador

Últimas noticias