17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 14 de abril de 2014

    Detenidos en la capital tres falsos revisores de gas por presunta estafa en revisiones

    JAÉN, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Policía Nacional ha detenido en Jaén a tres falsos revisores de gas por once presuntas estafas, imputando a dos personas más por la supuesta comisión del mismo delito. Amenazaban a sus víctimas con cortarles el suministro de gas en el caso de que se les negara la entrada al domicilio.

    Según ha informado este lunes en una nota el referido cuerpo, las investigaciones se iniciaron tras una denuncia de una mujer de avanzada edad que decía haber sido engañada por unos individuos que decían pertenecer a una empresa autorizada por las empresas suministradoras de gas, cobrando por la inspección más de 450 euros.

    Los agentes, junto a la Tesorería General de la Seguridad Social, verificaron la existencia jurídica de la empresa, ubicada en una población de Granada, y que la misma tenía contratados a diez trabajadores, dedicando sus trabajos principalmente al ramo de la fontanería. En sus pesquisas, los policías verificaron mediante el Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía que sobre esa firma recaían once expedientes por otras tantas denuncias realizadas por diferentes afectados.

    El informe técnico, según ha añadido, señalaba que las revisiones y reparaciones no eran necesarias y se ejecutaron "de modo anómalo"; de manera que se recomendaba a los afectados la contratación de técnicos cualificados para subsanar las deficiencias realizadas por "los falsos revisores de gas".

    Sobre el modus operandi de estas personas, ha explicado que seleccionaban a sus víctimas, siempre personas de edad avanzada, a las que les decían que la revisión era obligatoria y que si se negaban a facilitarles el paso a la vivienda se les cortaría el suministro de gas.

    Ante esta situación, los afectados accedían por temor a perder el mencionado servicio, pagando entre 150 y 450 euros, dependiendo de la disponibilidad en metálico, "teniendo en cuenta que estas personas, en la mayoría de los casos, disponen de una pensión mínima y el dinero pagado por la falsa revisión era todo cuanto tenían para pasar el mes".

    La Operación Racor se ha saldado con la detención de tres personas y la imputación de dos, todos trabajadores de la empresa de fontanería investigada, como presuntos autores de estafa, mientras que el Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía ha abierto contra la compañía once expedientes para sanción administrativa.

    Las investigaciones han sido desarrolladas por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Jaén, según ha precisado el Cuerpo Nacional de Policía, desde el que se ha resaltado la colaboración del mencionado departamento autonómico y la Tesorería de la Seguridad Social.