27 de mayo de 2019
15 de mayo de 2019

La Diputación de Granada edita el catálogo de la exposición sobre Hermenegildo Lanz

La Diputación de Granada edita el catálogo de la exposición sobre Hermenegildo Lanz
DIPUTACIÓN DE GRANADA

GRANADA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Granada ha presentado en la Feria del Libro su último catálogo, el de la exposición 'Fulgor y castigo de Hermenegildo Lanz', que fue inaugurada en abril de 2018 en el Palacio de los Condes de Gabia dentro de las Jornadas de Memoria Histórica y Democrática.

El volumen recupera aquella exposición y añade algunas claves inéditas que completan el perfil de Lanz como artista, artesano, intelectual curioso y brillante.

Hermenegildo Lanz (Sevilla, 1893- Granada, 1949) es un ejemplo representativo de cómo la Guerra Civil interrumpió cientos de trayectorias creativas y las redujo a itinerarios personales sombríos que desembocaron en el exilio, el silencio o la muerte.

La exposición del año pasado en Condes de Gabia y ahora su catálogo, sirven para recuperar la figura de este artista polifacético y esbozar sus dos grandes etapas vitales: la denominada "fulgor" y luego, la que sobrevino a continuación, la del "castigo".

Lanz llegó a Granada con solo 23 años a tomar posesión de su plaza como profesor de la Escuela Normal y pronto se integró en el ambiente cultural de la ciudad, que giraba en torno a la tertulia de El Rinconcillo y donde destacaban nombres como los Juan Cristóbal, Federico García Lorca, Fernando de los Ríos, y poco después, Manuel de Falla.

Con el maestro gaditano diseñó las marionetas y los decorados de la mítica función de Reyes de 1923 en casa de García Lorca y luego estrenó en París 'El retablo de Maese Pedro'.

Lanz también estuvo detrás del Concurso del Cante Jondo de 1922 y de la fundación del Ateneo de Granada y participó en las Misiones Pedagógicas con La Barraca.

Tras la sublevación militar de 1936, Lanz fue despojado de su plaza de profesor y obligado a trasladarse a Logroño. Pero en los años cuarenta logró volver a la ciudad, donde fue detenido y encarcelado y tuvo que luchar ante el tribunal de depuración de actividades políticas. Acabó sus días vendiendo juguetes y tallando títeres para fundar una compañía ambulante.

Contador

Lo más leído en Andalucía