5 de abril de 2020
1 de agosto de 2014

El DJ acusado de pedir la expulsión de un grupo con parálisis cerebral en Almuñécar niega que lo hiciera

Se reserva la opción de adoptar las "acciones legales" que considere oportunas para reparar el "menoscabo" en su honor y en su reputación

ALMUÑÉCAR (GRANADA), 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El DJ Emilio González ha negado este viernes que pidiera la expulsión de un grupo de personas con parálisis cerebral de un pub de Almuñécar (Granada) el pasado sábado 26 de julio, después de que la confederación Aspace haya señalado que el personal del establecimiento les "obligó" a abandonar el local "porque el pinchadiscos que actuaría a continuación se negaba a comenzar su espectáculo musical hasta que ellos no salieran de la sala".

En un comunicado, niega que solicitara en ningún momento que el grupo de personas abandonase el local cuando iba a iniciar su actuación sobre la 01,30 horas de la madrugada, tal y como asegura Aspace. También ha querido "dejar claro" que ya ha actuado en numerosas ocasiones ante grupos de personas con discapacidad en el mismo lugar y que ha recibido "numerosos agradecimientos" de monitores por el trato y la atención recibida.

Según ha relatado González, como cada noche que trabaja, en la fiesta especial que el local había preparado para ese día, esperó a que se cerrasen las puertas de la terraza, que se mantienen abiertas hasta la hora que permite la legislación vigente. Una vez que iba a iniciar su actuación, las puertas y ventanas se cerraron para insonorizar el local y cumplir con la normativa de ruidos. En este sentido, fue el único argumento que esgrimió cuando los monitores del grupo de personas con discapacidad le preguntaron por qué no iniciaba su actuación. "En ningún momento" dijo que no lo haría hasta que no abandonasen el recinto.

De hecho, ha condenado "todo tipo de actitud discriminatoria hacia personas de cualquier condición". No en vano, él mismo posee, de nacimiento, una incapacidad física del 59 por ciento en una de sus extremidades superiores, y conoce "perfectamente" lo que supone "sentirse excluido socialmente por sufrir una discapacidad" y, por ese motivo, rechaza cualquier acto de discriminación.

En cualquier caso, Emilio González entiende que la denuncia de Aspace hacia su persona se debe a "algún tipo de malentendido" e invita a los responsables de la confederación a recabar información entre los distintos colectivos que atienden a personas con discapacidad intelectual y que con anterioridad han acudido a las fiestas en las que actúa (en el propio pub Soho Lounge), a que pregunte si han dejado de ser atendidos o se les ha invitado a abandonar el local en algún momento.

González, "por el bien de la imagen de un municipio turístico como Almuñécar y de su propia honorabilidad", lamenta haberse visto implicado en una información "a todas luces incierta".

Además, se reserva la opción de adoptar las "acciones legales que considere oportunas para reparar el menoscabo en el honor y en la reputación" que ha sufrido ante un información que considera "difamatoria hacia su persona".

Y, "ante todo", invita a los responsables de Aspace a acudir a algunas de las actuaciones que realiza cada verano para los grupos de discapacitados, para que comprueben por sí mismos el buen trato y la atención que reciben, algo por lo que, reitera, ha recibido agradecimientos con anterioridad.

Para leer más