23 de enero de 2019

Empresa del exconsejero Ojeda fue creada "únicamente para apropiarse ilícitamente" de fondos de formación, según UDEF

La organización, de marzo de 2011 a septiembre de 2012, "sustrajo de las partidas correspondientes al pago de los docentes la cantidad de 3.618.537,73 euros"

Empresa del exconsejero Ojeda fue creada "únicamente para apropiarse ilícitamente" de fondos de formación, según UDEF
22 de noviembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional constata que la mercantil Servicios Docentes Profesionales (Serpro), "una pieza más del Grupo Prevención de Riesgos Seguridad y Calidad (Prescal), ideada por el exconsejero de Hacienda Ángel Ojeda y sus colaboradores", fue creada "única y exclusivamente para desviar o apropiarse ilícitamente de parte de los fondos concedidos en subvenciones para formación" por parte de la Junta de Andalucía.

Así lo recoge la UDEF en un informe con fecha de entrada de 2 de noviembre en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que investiga la pieza separada por las presuntas irregularidades en los cursos de formación financiados por la Junta por los 33 millones que recibieron las empresas del Grupo Prescal, pertenecientes Ángel Ojeda, en concepto de subvenciones excepcionales a la formación y a la contratación.

El citado informe, al que ha tenido acceso Europa Press, es ampliatorio de los anteriormente emitidos por la Policía Nacional en la causa y en el mismo la UDEF concluye que se ha constatado que Serpro "fue creada única y exclusivamente para desviar o apropiarse ilícitamente de parte de los fondos concedidos en subvenciones para formación". Así, recuerda que la normativa establecía que "por lo menos el 40 por ciento de la cuantía subvencionada debía ir destinada al gasto de docentes", algo que, según precisa, "en la práctica totalidad" de los cursos la justificación de los gastos de docencia "se ajusta con exactitud a este porcentaje".

Si bien, de esta cuantía, se ha demostrado lo largo de la investigación, que por el método de la "contrafacturación" a los docentes "por servicios ficticios" la organización que "dirige y controla" Ojeda, como señalaba la UDEF en otros informes, "conseguía desviar ilícitamente alrededor del 50 por ciento".

En el último informe de la UDEF se recogen las facturas emitidas por los docentes por sus servicios y las contrafacturas a los mismos por parte de Serpro, todo ello correspondientes a los expedientes de la convocatoria del 2010, y a los cursos que se fueron ejecutando entre en ejercicio 2011 y el primer semestre de 2012. La cuantía total facturada por los docentes a las diversas entidades del Grupo Prescal asciende a 6.105.057,60 euros, siendo el total de la contrafacturas emitidas por Serpro de 2.993.175,90 euros, "el 49,03 por ciento del total".

Según los datos de facturación de Serpro a los docentes en el periodo comprendido entre los meses de julio a septiembre de 2012, la "contrafacturación" supuso al grupo unos ingresos de un total de 625.361,83 euros.

TOMAN DECLARACIONES A 94 DOCENTES ANDALUCES

Para constatar "fehacientemente" los datos recogidos en dichos archivos la UDEF ha procedido, a lo largo del mes de septiembre pasado, a la toma de declaración como testigo de un muestreo "significativo" de los docentes que figuran en dichos documentos, de las ocho provincias andaluzas, siendo un total de 94. Éstas han "ratificado" lo expuesto sobre "el desvío de los fondos y el sistema de contrafacturación", según el informe policial.

Serpro "era una parte más" del Grupo Prescal y "la empresa les obligaban a registrarse como autónomos para poder seguir trabajando, y que debían aceptar el nuevo sistema de contrafacturas", incluso, señalando advertencias "amenazadoras", según docentes.

Un docente de Sevilla afirmó a los agentes policiales que "una vez iniciaron los cursos y con unas condiciones pactadas, reunieron a los profesores en la sede de Prescal y les dijeron que 'desde ese momento tenían que trabajar como autónomos --afrontando cada uno el pago de la cuota-- y que les iban a facturar un precio por horas que no era real, ya que después le pasaban contrafacturas con la diferencia'".

"El precio real cobrado se ocultaba en una adenda impuesta al contrato original, quedando ésta simulando un acuerdo interpartes pero que después era retirada del contrato para su presentación a la Junta", según la UDEF. En la adenda "se establecía un precio por hora significativamente inferior al que figuraba en el contrato", según un docente.

"La diferencia entre lo que facturaba el docente y el importe que le cargaba en cuenta Serpro era el importe real que cobraba cada docente, importe recogido en la adenda al contrato que tenían obligatoriamente que aceptar y que como se ha dicho anteriormente era significativamente inferior", añade el informe policial. En el contrato con Prescal figuraba el precio de "54 euros/hora", pero le dijeron que de ese importe tenían que devolver "26 euros/hora", según ha declarado otro docente, siendo la forma de hacerlo "facturando" a nombre de Serpro otros gastos que "no eran reales".

Si bien, los docentes señalan que el servicio de Serpro "era totalmente simulado, que no existía y que era una justificación para recuperar parte del dinero que se imputaba a los docentes". En la mayoría de los casos las propias facturas de los docentes "las realizaban el propio Grupo Prescal a nombre del docente, ya con las cantidades establecidas y éstos sólo tenían que firmarlas".

De otro lado, insiste la UDEF en que los servicios recogidos en las facturas de Serpro eran "ficticios y nunca se prestaron", pues "el material didáctico lo aportaban los docentes" o no recibían coordinación, ni asesoramiento. "A algunos docentes trataron de engañarles diciendo que era por los costes de material, del alquiler de las aulas, luz, agua y demás gastos", dice la UDEF, aunque una docente de Huelva ha declarado que "el material para los cursos va en una partida a parte del presupuesto, también subvencionada".

A través de estas declaraciones se han detectado "más irregularidades", según el informe policial recogido por Europa Press y ya avanzado en semanas anteriores por algunos medios, lo que provocó una denuncia por parte de la representación procesal de Ojeda por presunta revelación de secretos por la filtración del atestado cuando aún no había sido notificado a las partes.

Entre las nuevas "irregularidades" el informe apunta la facturación de horas, "aunque no las hubieran impartido"; "presupuestos simulados" por los docentes a petición de la empresa; "falsificación de firmas o irregularidades en el control de los alumnos al no cumplir los seleccionados los requisitos de nivel para la asistencia al curso o al no notificar las bajas de alumnos".

Por todo ello, para la UDEF queda "ratificado las ilícitas operaciones del grupo, el engaño a los docentes en sus condiciones de trabajo, el fraude a la Hacienda Pública", pudiéndose además "cuantificar" que la organización de Ojeda, desde marzo de 2011 hasta septiembre de 2012, "sustrajo de las partidas correspondientes al pago de los docentes la cantidad de 3.618.537,73 euros a los propios docentes".

HIZO USO DE SUS RELACIONES CON LA JUNTA PARA "SUS INTERESES"

Por otro lado, consta en el informe una carta enviada por Ángel OJEDA a Pedro Legeren, ex jefe de servicio de Programas para el Empleo y actualmente en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorios --también investigado en esta pieza separada de los cursos de formación. En la misiva se puede apreciar "nuevamente" las relaciones que Ojeda mantiene con ciertos cargos de la Junta de Andalucía y "como pudiera haber hecho uso de los mismos a favor de sus intereses".

"Siguiendo tu consejo, te informo que ya me he puesto en contacto con los Delegados de Sevilla y Cádiz, informándoles de las distintas propuestas presentadas, para que nos tengan bien colocados en la parrilla de salida", expresa Ojeda en la carta, que finaliza: "esperando que esta gestión de sus frutos, un fuerte abrazo".