La escasa competencia internacional y la falta de producto en origen disparan los precios de calabacín y pepino

La escasa competencia internacional y la falta de producto en origen disparan los precios de calabacín y pepino
10 de noviembre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LSANTILLI - ARCHIVO

SEVILLA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La escasa competencia internacional y la falta de producto en origen disparan en el tramo final del mes de octubre los precios de calabacín y pepino de origen andaluz, según el informe 'Seguimiento Semanal de Hortícolas Protegidos. Semana 43-44' de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, consultado por Europa Press.

La oferta de pepino tipo Almería es escasa en las comarcas productoras de Almería y Granada. La brusca bajada de las temperaturas y la reducción de los niveles de radiación solar durante la segunda quincena de octubre no han favorecido la producción de pepino. Además, hasta el mes noviembre no entrarán cantidades importantes de pepino en las comercializadoras andaluzas.

En el contexto internacional, destaca la escasa competencia andaluza en los lineales de la gran distribución europea. Con la producción holandesa finalizada, el pepino tipo Almería producido en Andalucía no encuentra no seria competencia en los mercados europeas.

Respecto al calabacín, existen varios factores que están conduciendo a la subida de las cotizaciones del producto en este periodo. Así, destaca que el cultivo se encuentra en un periodo de transición productiva entre la finalización de los cultivos más tempranos y el inicio de los nuevos trasplantes de otoño. También afecta la alta incidencia del virus Nueva Delhi, que ha afectado al rendimiento de las plantaciones y ha obligado a arrancar cultivos.

A esta coyuntura se suma la bajada de las temperaturas, de los niveles de radiación solar y la caída de precipitaciones a finales del mes de octubre, dando como resultado una limitada oferta de calabacín en Almería.

En el panorama internacional, la producción andaluza no encuentra gran competencia. La campaña centroeuropea se encuentra prácticamente terminada, mientras que Marruecos, principal competidor de la producción almeriense, no dispone de cantidades significativas de calabacín.

En Agadir, una de las tres principales zonas productoras de Marruecos, la superficie de calabacín se ha reducido esta campaña, según apuntan expertos del sector. La mayor parte de las plantaciones de calabacín en esta región se realizan al aire libre y la alta incidencia de virus Nueva Delhi ha obligado a arrancar numerosas plantaciones.

Contador

Últimas noticias