23 de enero de 2020
27 de noviembre de 2014

Extrabajadores de un asilo de Linares recurren al TSJA para que declare "improcedentes" sus despidos

LINARES (JAÉN), 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los seis trabajadores que fueron hace unos meses "despedidos" del asilo 'Nuestra Señora de las Mercedes' de Linares (Jaén) han decidido acudir al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para que se declaren como "improcedentes" sus despidos.

Así lo han indicado este jueves a Europa Press tanto responsables de CCOO-Jaén --sindicato que en verano secundó una serie de acciones de protesta contra dichos despidos--, como un representante de los trabajadores afectados.

Tanto la responsable del sector Sociosanitario de CCOO en Jaén, Luisa Vallejo, como su homóloga en el Sector de Privada, Rosa Bellido, y el aludido representante de los trabajadores han explicado que esta decisión de acudir al TSJA se produce tras la celebración de un juicio a principios de mes en uno de los Juzgados de lo Social de Jaén, cuya sentencia no ha satisfecho las reivindicaciones de los ahora recurrentes.

Según ha detallado uno de los extrabajadores, el juicio en la capital por estos despidos se fijó inicialmente para el 27 de octubre, si bien se desarrolló al final el pasado día 3, y aunque lo veían "ganado" tras su celebración, la sentencia no ha atendido sus reivindicaciones.

Para CCOO, detrás de estos despidos hay una "clara" estrategia de "sustitución" de personal con mayor antigüedad, como serían estos seis trabajadores, que "salen más caros" al patronato que rige el asilo por su veteranía, según ha expuesto el representante consultado.

Así las cosas, y al margen del recurso interpuesto ante el TSJA, CCOO tiene previsto remitir al Obispado de Jaén --cuyo titular, Ramón del Hoyo, preside el patronato de la residencia-- las "aproximadamente 3.000 firmas" que, según ha explicado Rosa Bellido, se han recogido en Linares en las últimas semanas en apoyo de estos trabajadores, y que éstos han entregado ya al sindicato.

Cabe recordar que entre los días 15 y 25 del pasado mes de julio CCOO convocó una serie de concentraciones diarias para rechazar estos despidos, así como promovió ese mismo mes una manifestación por las calles de Linares por el mismo asunto e incluso reclamó "diálogo" al obispo de Jaén en su condición de presidente del patronato de la residencia.

CCOO apoyó estas concentraciones porque, según argumentaba, los despidos habían afectado a trabajadores que destacaban por su "antigüedad" en la plantilla y se habían producido después de que "en los últimos dos años" la congregación religiosa que rige el centro "haya contratado a 20 personas".