17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 21 de agosto de 2014

    Fomento y Vivienda regularizará el antiguo poblado maderero de Vadillo Castril, en la sierra de Cazorla

    Fomento y Vivienda regularizará el antiguo poblado maderero de Vadillo Castril, en la sierra de Cazorla
    EUROPA PRESS

    JAÉN, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Fomento y Vivienda iniciará en septiembre la regularización de un antiguo poblado maderero de Vadillo Castril, en la sierra de Cazorla (Jaén) en la que reside una treintena de familias. Los vecinos han recibido en asamblea información sobre el proceso, a través de su Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), para acometer la regularización de los edificios que conforman el asentamiento, y posteriormente ejecutar las actuaciones de reurbanización que sean necesarias.

    El poblado de Vadillo Castril es un núcleo menor localizado en el monte público Navahondona, en el término municipal de Cazorla, conformado en torno a un aserradero en el que se preparaba madera destinada a las traviesas de las vías férreas. Esa actividad generó la presencia de un grupo de población para el que se construyeron 31 viviendas y varios edificios destinados a equipamiento y a complementar la actividad maderera.

    Una vez que el aserradero dejó de funcionar por falta de demanda, en diciembre de 2011 el Ayuntamiento de Cazorla y la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta firmaron un convenio urbanístico para la gestión del poblado. Poco después fue encomendado a AVRA (entonces EPSA) el desarrollo de ese convenio, cuya ejecución se va a poner en marcha ahora a partir de la asamblea celebrada con los vecinos. A la reunión asistió el alcalde cazorleño, Antonio José Rodríguez, y en ella el gerente de AVRA en Jaén, José Luis Rodríguez, ofreció toda la información.

    La encomienda hecha a la agencia contempla la regularización de todas las edificaciones del poblado (que ocupan unos 46.000 metros cuadrados en total), excepto el antiguo aserradero, en el que se ha construido el Centro de Interpretación de la Cultura de la Madera. Según el convenio, Vadillo Castril cuenta con 31 viviendas de entre 60 y 105 metros cuadrados, en parcelas de 90 a 150 metros cuadrados. De ellas, 27 están habitadas por antiguos trabajadores de la maderera y guardas forestales, mientras que las cuatro restantes permanecen desocupadas.

    El poblado tiene además cuatro parcelas residenciales sin edificar, que suman 675 metros cuadrados, y cinco parcelas de suelo terciario, de las que una está libre y el resto ocupadas por dos almacenes, un bar y un local comercial. Existe también un suelo dotacional, con nueve edificios en los que está ubicado el Centro de Capacitación y Experimentación Forestal. El complejo lo completan 6.200 metros cuadrados de zonas verdes y 15.800 metros cuadrados de viales.

    ADQUISICIÓN

    A partir de la encomienda de gestión del convenio, AVRA ha delimitado ya cada uno de los elementos mencionados, tanto parcelas como zonas verdes, viales y edificios, con el fin de iniciar ahora el proceso de regularización de las viviendas, a cuyos inquilinos se ha ofrecido la posibilidad de adquirirlas en propiedad, y la venta en oferta pública de los restantes bienes inmuebles que conforman el poblado. Los ingresos que genere esta operación se destinarán a las actuaciones de reurbanización y mejora de dotaciones que precisa el poblado.

    A la asamblea asistió la totalidad de residentes en las viviendas, que conocieron la metodología aplicada por AVRA para la delimitación y valoración de los bienes inmuebles y equipamientos del poblado. El gerente de la agencia informó de que en septiembre se iniciará el proceso administrativo, abriendo un plazo durante el cual los vecinos de Vadillo Castril serán informados personalmente por los técnicos de AVRA de la documentación que deberán presentar para que las familias interesadas puedan acogerse a la oferta de compraventa de sus viviendas.

    Para leer más