7 de diciembre de 2019
20 de octubre de 2019

El Gobierno asume en su plan presupuestario 2020 las recomendaciones de la Airef favorables a 'subastas' de medicamentos

El Gobierno asume en su plan presupuestario 2020 las recomendaciones de la Airef favorables a 'subastas' de medicamentos
Imagen de una farmacéutica cogiendo un medicamento en una farmacia de Madrid. - MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central que dirige en funciones Pedro Sánchez ha incluido en su Plan Presupuestario para el próximo año 2020, que remitió el pasado martes, 15 de octubre, a la Comisión Europea, el impacto de las recomendaciones que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) formuló el pasado mes de junio sobre la dispensa de medicamentos con receta médica, en las que se mostraba favorable a la implantación de procesos de selección de fármacos como las conocidas 'subastas' que la Junta de Andalucía comenzó a aplicar en 2012.

Así se desprende de la lectura de dicho Plan Presupuestario, consultado por Europa Press, que contiene un nuevo escenario macroeconómico actualizado por el Gobierno en funciones en cumplimiento de la normativa comunitaria.

El documento expone "un escenario fiscal inercial que no incluirá ninguna medida adicional", pero sí incluye "medidas, ya incorporadas también en el Programa de Estabilidad, por considerar que se adoptarán en cualquier escenario", entre las que figuran "la puesta en práctica de algunas recomendaciones formuladas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal" (Airef) "en el marco del proceso de revisión del gasto público".

Al respecto, la Airef dio a conocer el pasado mes de junio un Estudio de proceso de revisión del gasto, conocido como 'Spending Review', centrado en la evaluación del gasto público en recetas de oficinas de farmacia, y donde proponía varias medidas para mejorar la gobernanza, los procedimientos, la eficiencia y la equidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Una de dichas propuestas era extender el modelo de subasta de fármacos que comenzó a aplicarse en Andalucía, aunque con algunos cambios, a todo el territorio nacional. Según las estimaciones de la Airef, ahorraría hasta 1.000 millones de euros en gasto al SNS en 2020-2022 si se aplicara de forma extensiva en todas las comunidades autónomas y con una introducción no progresiva.

Al respecto, el Gobierno recoge en su plan presupuestario, en el capítulo de 'Orientación de la Política Fiscal', unas proyecciones de ingresos y gastos que contemplan "el impacto de las recomendaciones del 'Spending Review' presentadas por Airef relativas a gasto farmacéutico no hospitalario, incentivos a la contratación y gasto en subvenciones".

De esta manera, se incluye el impacto de incorporar las referidas recomendaciones de la Airef en ese proyecto de evaluación sobre "medicamentos dispensados a través de recetas médicas" en el plan presupuestario del Gobierno, donde "se estima que la implementación de estas medidas suponga ahorros de 50 millones de euros y 200 millones en 2019 y 2020, respectivamente".

RECOMENDACIONES DE LA AIREF

En dicho 'Spending Review' sobre la dispensa de medicamentos dado a conocer en junio, la Airef consideraba que el sistema 'andaluz' para la selección de fármacos --aplicado durante la etapa de gobierno socialista, a partir de 2012-- es "más eficiente" que el modelo actual en el conjunto del Estado.

Así, apuntaba que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) había ahorrado 560 millones de euros entre 2012 y 2017, lo que supone un 5,6 por ciento de los 10.020 millones de euros reportados por el SAS en ese período.

Desde la Airef indicaban que este sistema, según sus análisis, no ha producido mayores problemas de falta de suministro de medicamentos. "Solo el 1,27 por ciento de los medicamentos con problemas están seleccionados mediante subastas: de un total de 600 fármacos, sólo ocho", determinaban, y añadían que no hay diferencia entre las faltas de medicamentos dentro de las subastas que sujetos al modelo convencional.

El organismo también argumentaba que este sistema de adjudicación tiene un impacto sobre los beneficios de las farmacias, pero solo entre aquellas que más facturan. "No ha habido más porcentaje de cierres de farmacias en Andalucía que en otras comunidades autónomas. Ha habido impacto sobre las farmacias grandes, no en las pequeñas", agregaban desde la Airef.

En base a estas premisas, la Airef apostaba por la implementación del modelo 'andaluz' aunque con modificaciones para "fomentar mayor competencia", como el de precio uniforme y única puja por postor. Su propuesta recoge igualmente la división de lotes, la duración de dos años y la inclusión, de forma progresiva y en base a los resultados, de fármacos habituales en patologías leves o moderadas, aquellos con mayor gasto, los que hayan demostrado su utilidad en ahorro en Andalucía y los que no afecten a la industria nacional.

Si este modelo se implementara ya, con la entrada de todos esos medicamentos sin progresividad y en todas las comunidades autónomas al mismo tiempo, se ahorrarían 1.000 millones a las arcas públicas en 2020, 2021 y 2022. En el caso de una introducción más gradual, sería de 187 millones en 2021 y 224 en 2022, de acuerdo con los cálculos iniciales de la Airef.

"La experiencia desarrollada en Andalucía, donde el sistema de selección de medicamentos se ha revelado exitoso para conseguir ahorros sin comprometer la salud de los ciudadanos, pone de manifiesto que es posible alcanzar mejoras de eficiencia con la definición de un sistema de selección de medicamentos a escala nacional", resumía la Airef en su informe.

RECHAZO DEL ACTUAL GOBIERNO ANDALUZ

Sin embargo, el actual Gobierno andaluz presidido por Juanma Moreno (PP-A) se ha mostrado desde el inicio de su mandato contrario al mantenimiento de las 'subastas' de medicamentos en la comunidad autónoma, y la Consejería de Salud y Familias reiteró este posicionamiento tras la difusión de dichas recomendaciones.

Así, "después de haber estudiado de forma detenida los informes y declaraciones de la Airef", el consejero de Salud, Jesús Aguirre (PP-A), quiso llamar la atención "de forma clara y contundente" sobre "los desabastecimientos provocados como consecuencia de la subasta de medicamentos en Andalucía", así como sobre "la falta de accesibilidad a los mismos medicamentos en igualdad de condiciones que el resto de comunidades autónomas".

Esto "ha creado una gran inequidad que han sufrido los prescriptores --que son los facultativos-- y los propios pacientes a la hora de esa accesibilidad a los medicamentos", según agregó Aguirre el pasado 6 de junio, cuando argumentó además que "un posible, hipotético ahorro en el tema de subasta de medicamentos, no es una justificación para extender algo que ninguna comunidad ha querido" como son dichas subastas, cuyo modelo ha sido "un auténtico fracaso" en Andalucía, según sentenció.