8 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

Granada.- El PP acusa al PSOE de Diputación de "censurarle" al negarse a dialogar con ellos por la huelga de vertederos

GRANADA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo popular en la Diputación de Granada acusó hoy al portavoz socialista de la institución provincial, José María Aponte, de "censurar" al PP después de que éste haya "vetado" a los representantes 'populares' y no haya dialogado con ellos para la resolución de la huelga de vertederos que afecta a toda la provincia de Granada.

En concreto, según explicó el diputado del PP Francisco Tarifa, el portavoz del PSOE, José María Aponte, se ha "negado" a sentarse "con el PP" en la mesa de negociación que el Comité de Empresa iba a convocar con los representantes de los tres partidos políticos en la Diputación. Tras la negativa del portavoz socialista, dicha convocatoria está a la espera de que el PSOE "se digne a mediar en el conflicto", apuntó.

Tarifa tildó la actitud del portavoz del PSOE de "antidemocrática y más propia de tiempos pasados" que de un político que defiende en sus siglas a los trabajadores. "Al Partido Socialista Obrero Español se le cae la O de sus siglas con dirigentes políticos como José María Aponte, quien ha demostrado que antepone sus complejos partidistas a la resolución de un conflicto que afecta a más de un centenar de empleados", explicó el 'popular'.

Por otra parte, el PP se preguntó "dónde está el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, que hasta ahora ha mirado hacia otro lado y ha mantenido una postura de pasividad y desidia" en este conflicto ante el que "no ha mostrado sensibilidad política ni personal".

El diputado del PP reafirmó que la "voluntad manifiesta" del PP "siempre ha sido la de dialogar con quien sea necesario para que la huelga de los vertederos finalice de la forma más satisfactoria posible para todos los implicados, especialmente, los trabajadores".

Asimismo, Tarifa defendió que, como político y como persona, "jamás" se hubiese "atrevido a rechazar" la presencia de nadie, independientemente de la ideología que represente, porque "lo que dignifica a un dirigente político es su capacidad para dialogar y consensuar con el resto de fuerzas políticas sin que las siglas de los partidos pesen más que los derechos e intereses de los trabajadores y los ciudadanos".