21 de marzo de 2019
14 de agosto de 2008

Granada.-PP critica que el Museo José Guerrero lleve cinco años sin sistema de seguridad y exige el cese del coordinador

GRANADA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PP criticó hoy que el Museo José Guerrero, dependiente de la Diputación de Granada, lleva cinco años sin tener operativo el sistema de seguridad, una situación que achaca a la "mala gestión" de IU y el presidente de la institución provincial, Antonio Martínez Caler (PSOE), exigiendo, además, el cese del coordinador de Seguridad de la Diputación, al ser el encargado de supervisar esta actuación.

En rueda de prensa, el portavoz del PP en la Diputación, Antonio Granados, informó de que en la actualidad las cámaras de este centro --donde se exponen las obras de José Guerrero entre otros artistas-- no están conectadas a un sistema de alarma y las ventanas no tienen sensores al exterior, contando sólo con un vigilante de seguridad, lo que, a su juicio, hace que el museo "sea vulnerable a todo tipo de robos y sabotajes".

En este sentido, opinó que el coordinador de vigilancia de la institución, Juan Carlos Adarve, -- según dijo, "militante del PSOE escogido a dedo por Caler"-- no está preparado para el cargo, por lo que exigió su cese.

Añadió "no entender" cómo Adarve continúa ejerciendo sus funciones como coordinador de seguridad después de que medio centenar de vigilantes de la Diputación hayan afirmado ser "acosados, coaccionados y engañados" por él, y "más teniendo en cuenta que es totalmente ajeno a la empresa Segurisa", añadió.

Granados recordó que desde Diputación aún no se ha facilitado al grupo popular la documentación solicitada "en numerosas ocasiones" para aclarar tanto el origen de las quejas presentadas por los trabajadores de videovigilancia respecto a las posibles coacciones por parte de Ardarve, como los motivos reales por los que Martínez Caler adjudicó el servicio de vigilancia por dos años a Segurisa, que realizó la oferta "más cara", de 4,4 millones de euros.

Así criticó la gestión del patrimonio cultural realizada por Caler, que, según dijo, pone de manifiesto su "insolvencia" respecto a este asunto y la de IU, que es responsable de Cultura en Diputación desde hace un año, y que "vende su alma por los Audis", en relación a los coches oficiales que les recogen.