19 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

Un hombre acusado de abusar de la hija de su pareja se enfrenta a seis años de cárcel

Un hombre acusado de abusar de la hija de su pareja se enfrenta a seis años de cárcel
El acusado durante el juicio - EUROPA PRESS

JAÉN, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha juzgado a un hombre, J.M.T., de 42 años, acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, una menor de 13 años, y se enfrenta a seis años de prisión que es lo que le reclama el Ministerio Fiscal.

Los hechos, según ha relatado el Ministerio Fiscal, fueron anteriores a 2016 y ocurrieron en un municipio de la comarca de El Condado. El acusado convivía con su pareja desde 2013 y la menor pasaba con ellos el fin de semana puesto que el resto de los días estaba interna en una residencia escolar de otro municipio.

Fue la menor la que contó a su mejor amiga lo que supuestamente le hacía la pareja de su madre cuando se quedaba a solas con ella. La menor se refirió a tocamientos por encima y por debajo de la ropa. El caso acabó en la orientadora del centro escolar donde estudiaba la pequeña y a partir de aquí se movió la denuncia.

Ante el tribunal, el acusado ha negado cualquier tipo de tocamiento a la menor y ha rechazado haberse quedado a solas con la niña. "Nunca la he tocado y nunca he estado con ella", ha dicho el acusado a preguntas del Ministerio Fiscal y de la Junta de Andalucía que también está personada en la causa.

Ha añadido desconocer los motivos por los que la menor le acusó directamente, pero ha apuntado que era "una chica conflictiva" que tenía "mala relación con su madre".

La madre de la menor también ha declarado y lo ha hecho respaldando la versión del acusado. "Él no se quedaba nunca a solas con mi hija", ha dicho la madre, al tiempo que ha arremetido contra su hija por ser una niña que "con 12 ya no había manera de controlarla". Asimismo, ha apuntado que en la actualidad no tiene ninguna relación con su hija.

La menor, actualmente con 19 años, ha declarado protegida por un biombo. Ha dicho que el acusado le tocaba por encima y por debajo de la ropa, pero ha dicho que le daba "vergüenza" relatar algún episodio concreto y de hecho no lo ha hecho. Ha señalado que al principio no dijo la verdad también por "vergüenza", pero que finalmente cuando contó con ayuda, pudo contar lo que le estaba ocurriendo.

Además de los seis años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales, el Ministerio Público pide seis años de libertad vigilada y otros seis años de prohibición de comunicarse y acercarse a la víctima. En concepto de responsabilidad civil le reclama 3.000 euros por los daños morales causados.

Para leer más