20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 4 de julio de 2009

    Iniciará una huelga de hambre tras la negativa de su familia a dejarle usar el agua de un estanque

    GRANADA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Justo Márquez, un vecino de Almuñécar (Granada) de 46 años, iniciará la próxima semana una huelga de hambre frente a los juzgados de la localidad para protestar contra la negativa de su familia a dejarle usar el agua de un estanque que pertenece a su cortijo y al de su tía, que le ha cortado el acceso al suministro, y después de que se hayan archivado las "numerosas" denuncias presentadas al efecto.

    En declaraciones a Europa Press, Justo Márquez explicó que el cortijo, situado en el término municipal de Almuñécar, es propiedad de su cuñado que está incapacitado mentalmente y lo recibió a raíz de una herencia. La otra propiedad que comparte el estanque pertenece a la tía del propietario, que tiene en su terreno los accesos y se ha negado a dejarles usar el agua e incluso les ha denunciado por este asunto.

    Por su parte, la mujer de Justo, María Elena González, indicó que como tutora legal de su hermano incapacitado "se siente en la obligación de defender sus derechos", ya que desde hace casi un año el cortijo está deshabitado por carecer de acceso al agua del estanque.

    "Pedimos que se regularice la situación pues el estanque pertenece a las dos propiedades y ahora mismo, además de no tener acceso a él, tampoco podemos controlar la cantidad de agua que usa mi tía", comentó la afectada.

    El objetivo que persigue esta familia con la huelga de hambre es "ser recibidos por el juez" o que su familiar "reaccione" y les abra uno de los accesos para acceder al agua "que les pertenece", después de que las denuncias presentadas ante los juzgados y la Guardia Civil no hayan prosperado